¿Dónde están ahora? 'La familia Manson’, casi 5 décadas después de las horrendas matanzas

¿Dónde están ahora? La ‘familia Manson’, cuatro décadas después de las horrendas matanzas

En el verano de 1969, Charles Manson y su ‘familia’ de asesinos tomaron Los Ángeles y perpetraron ataques que dejaron nueve muertos. Las víctimas de los llamados ‘crímenes Tate-LaBianca’ incluyeron a la actriz Sharon Tate (esposa del director Roman Polanski) y Leno y Rosemary LaBianca, residentes de Los Feliz.

A continuación, una descripción de los personajes claves de la saga Manson en la actualidad:

Charles Manson: encarcelado en Corcoran, California.

Manson, quien ordenó los crímenes Tate-LaBianca pero no estuvo presente en ninguno de ellos, fue declarado culpable de asesinato y condenado a muerte. Luego de que la Corte Suprema de California anulara la pena capital, en 1972, su sentencia fue reducida a cadena perpetua.

Manson, ahora de 82 años de edad, ha cometido “cientos” de violaciones a normas, según sostienen las autoridades carcelarias, y se ha metido en problemas por tener un celular y armas caseras en prisión. A Manson se le ha negado la libertad condicional 12 veces; su próxima audiencia está programada para 2027, a sus 92 años. Está encarcelado desde 1971 y cumple su condena en la Prisión Estatal de Corcoran.

En 2014, a Manson y Afton Elaine Burton, una devota suya de 27 años de edad, se les concedió una licencia de matrimonio, pero ésta expiró antes de que pudieran casarse. El 3 de enero pasado, Manson fue trasladado a un hospital por un problema médico que no fue revelado. Una fuente señaló que está gravemente enfermo, pero no pudo proporcionar información específica.

Leslie Van Houten: encarcelada en Corona, California.

Un jurado halló a la exprincesa de preparatoria Leslie Van Houten culpable de inmovilizar a Rosemary LaBianca en su casa de Los Feliz, mientras uno de sus cómplices la apuñalaba. En 1978 fue condenada por asesinato y conspiración durante su tercer juicio por los crímenes, unos meses después de haber sido puesta en libertad bajo fianza tras un veredicto suspendido del jurado.

Van Houten relató que conoció a Manson por un novio y que comenzó a verlo como Jesucristo, razón por la cual creyó en su extraño plan de cometer crímenes y desencadenar una guerra racial. Las autoridades carcelarias informaron que cumple su sentencia de cadena perpetua en California Institution for Women, en Corona, California, y durante toda su sentencia allí ha permanecido con buena conducta.

Van Houten, de 67 años de edad, le dijo a una comisión de libertad condicional en 2002 que estaba “profundamente avergonzada” de su papel en los asesinatos. “Tomo muy en serio no sólo las muertes, sino también haberme puesto a disposición de alguien como Manson”, aseguró.

Un comité de revisión recomendó su libertad condicional en abril pasado, pero el gobernador Jerry Brown revirtió la decisión. Anteriormente le habían negado la libertad condicional en 19 oportunidades. En octubre último, el juez William C. Ryan, de la Corte Superior del Condado de Los Ángeles, emitió un fallo de 18 páginas donde confirmaba la revocación del gobernador. En él remarcó que hay “alguna evidencia” de que Van Houten sigue siendo una amenaza para la sociedad.

Fiscal Vincent Bugliosi: fallecido en 2015

En 2009, cerca del cuadragésimo aniversario de los infames asesinatos del clan Manson, se le preguntó a Vincent Bugliosi por qué el caso había perdurado tanto. “El propio nombre ‘Manson’ se ha convertido en una metáfora del mal, y el mal tiene su atractivo”, remarcó el fiscal, que obtuvo veredictos de culpabilidad en el caso de los crímenes en masa.

Bugliosi murió de cáncer el 6 de junio de 2015, en un hospital de Los Ángeles, a los 80 años.

Después de obtener las condenas de Manson y sus seguidores que perpetraron las matanzas, empleó su fama para impulsar una carrera como autor de bestsellers, entre ellos “Helter Skelter”, su recuento del caso de Manson, que ha vendido más de siete millones de copias.

Fiscal Aaron Stovitz: fallecido en 2010

El fiscal original en el caso de los asesinatos Tate-LaBianca, Aaron Stovitz, fue retirado del juicio luego de haber hecho comentarios a los medios de comunicación. Después de ello, Bugliosi tomó el timón del caso.

Stovitz trabajó para la fiscalía hasta 1981, donde llevó adelante más de 500 juicios -entre ellos 100 casos de asesinatos-, según sus familiares. Otros de sus juicios incluyeron el de William Bonin, conocido como el “Freeway Killer”, quien fue ejecutado en 1996. Stovitz murió en 2010.

Charles 'Tex' Watson: encarcelado y ordenado ministro en Ione, California

Charles "Tex" Watson, conocido como la mano derecha de Manson, fue sentenciado a muerte por su rol en las matanzas, pero fue puesto en prisión luego de que la pena capital fuera anulada en el estado. En la cárcel, Watson se casó, se divorció, tuvo cuatro hijos y se convirtió en un ministro ordenado.

Un sitio web para el clero de Watson, que afirma estar escrito por él mismo mediante cartas que envía desde la prisión, sostiene que él creyó “en la utopía que ofrecía Manson, pero en realidad Charles tenía una cosmovisión destructiva con la cual terminó actuando. Su participación en los asesinatos de 1969 es una parte de la historia que Watson lamenta profundamente”. Las autoridades carcelarias sostienen que el recluso muestra buena conducta desde 1973.

Watson, de 71 años en la actualidad, trabaja en limpieza y asiste a estudios y servicios bíblicos en la capilla de la prisión, según el mismo sitio web. Está albergado en la Prisión Mule Creek, en Ione, California, a unas 40 millas de Sacramento, y se le ha denegado la libertad condicional en 17 oportunidades. Su audiencia más reciente se realizó el pasado 27 de octubre, cuando un panel volvió a hallarlo inadecuado para la vida en libertad, al menos por cinco años más.

Susan Atkins: fallecida en prisión, en 2009

Susan Atkins, una exbailarina de topless que se convirtió en una de las más cercanos discípulas de Manson, murió en prisión en 2009, a la edad de 61 años.

Atkins, llamada “la más temible de las chicas Manson” por un exfiscal, confesó haber matado a la actriz Sharon Tate, por entonces esposa del director Roman Polanski y embarazada con el hijo de ambos. Tate fue apuñalada 16 veces, mientras rogaba a los asesinos que perdonaran la vida de su hijo en su vientre; pero fue ahorcada.

En la sentencia, donde Atkins fue sentenciada a muerte, se burló de la corte diciendo: “Será mejor que cierren sus puertas” y “cuiden bien a sus hijos”.

Su sentencia fue convertida más tarde a cadena perpetua. En la cárcel, Atkins se hizo cristiana y se disculpó por su papel en los crímenes. Las autoridades carcelarias abogaron sin éxito por su liberación en 2005; se le negó la libertad condicional un total de 13 veces.

Atkins se casó dos veces en la cárcel, y fue diagnosticada con cáncer cerebral en 2008. Allí apeló clemencia y una liberación compasiva, pero la junta estatal denegó la solicitud.

Patricia Krenwinkel: encarcelada en Corona, California

Patricia Krenwinkel era una secretaria cuando conoció a Manson, en una fiesta. Al día siguiente renunció a su empleo y se unió a la ‘familia’.

Krenwinkel fue declarada culpable de siete cargos de homicidio, incluyendo el apuñalamiento de los LaBianca y la escritura de la frase “Muerte a los cerdos” en una pared, con sangre de las víctimas. Junto con Atkins y Van Houten, Krenwinkel condenó lo hecho por Manson e instó a los jóvenes a no pensar en él como un héroe.

“Qué cobarde fui, cuando miro ahora la situación”, afirmó Krenwinkel en una entrevista con el New York Times concedida en 2014. “Lo que intento recordar es que ahora soy otra persona, no aquella que fui cuando tenía 19 años”.

Después de la muerte de Atkins, Krenwinkel, ahora de 69 años de edad, se convirtió en la reclusa más antigua de California. Según autoridades de las prisiones estatales, es una reclusa modelo, involucrada en programas de rehabilitación. Está alojada en la California Institution for Women, en Corona.

El 29 de diciembre pasado, funcionarios de libertad condicional pospusieron la decisión de liberarla, luego de que su abogado declarara que ésta había sido abusada por Manson u otra persona. Se espera que la investigación de la denuncia demore meses.

Roman Polanski: la lucha contra la extradición en Polonia, buscado en los EE.UU.

Roman Polanski estaba en Europa cuando su esposa, Sharon Tate, y varios amigos fueron asesinados por los seguidores de Manson, en el verano de 1969. Tate estaba embarazada de ocho meses y medio.

Polanski, director de películas como “Chinatown” y “The Pianist”, huyó de Los Ángeles a París en 1978, después de ser declarado culpable de tener sexo con una joven de 13 años.

Funcionarios estadounidenses intentaron que las autoridades polacas arrestaran al cineasta, que ahora vive en Francia, mientras asistía a la inauguración del Museo de Historia de los Judíos Polacos en Varsovia, en 2014. Las autoridades de los EE.UU. solicitaron a Polonia extraditar a Polanski, pero en octubre de 2015 un juez polaco rechazó la solicitud, según reportó el New York Times en su momento.

En diciembre de 2014, un juez del condado de Los Ángeles rechazó la oferta de sus abogados de desestimar todos los cargos de agresión sexual en el caso.

Lynette 'Squeaky' Fromme: liberada de prisión en 2009.

Lynette "Squeaky" Fromme, otra seguidora de Manson, fue condenada en 1975 por apuntar con un arma al presidente Ford en Sacramento, en un intento de asesinato. El arma no se disparó, y los agentes del Servicio Secreto lucharon con Fromme hasta derribarla al suelo. Por ese hecho fue sentenciada a cadena perpetua.

Fromme escapó de una prisión federal en West Virginia en 1987 y fue capturada dos días más tarde, mientras recorría un campo a unas dos millas de distancia. La mujer mantuvo correspondencia con Manson mientras estuvo en prisión, señalaron las autoridades. Fue puesta en libertad condicional de una cárcel federal en agosto de 2009, a los 60 años de edad, después de cumplir 34 años de prisión.

Según informes de la época, Fromme planeaba mudarse al norte de Nueva York.

Bruce Davis: encarcelado en San Luis Obispo, California

Bruce Davis, de 74 años, fue condenado en 1972 por participar en los asesinatos de Gary Hinman, un aspirante a músico, y de Donald "Shorty" Shea, un doble de riesgo y peón de campo en Chatsworth, donde Manson y sus seguidores vivían. Ambos crímenes ocurrieron antes de los asesinatos Tate-LaBianca, en los cuales Davis no participó.

El cuerpo de Hinman fue hallado en su hogar, y las palabras ‘cerdo político’ habían sido escritas en la pared, con su sangre.

En enero de 2016, el gobernador Jerry Brown rechazó su libertad condicional -la tercera vez que un gobernador tomaba dicha decisión- alegando que Davis sigue siendo un peligro para la seguridad pública y que “el horror de los asesinatos cometidos por la ‘familia Manson’ en 1969, y el miedo que instilaron en la opinión pública jamás podrán olvidarse”.

A Davis se le ha negado la libertad condicional en 30 oportunidades. Una comisión recomendó nuevamente su liberación el 1º de febrero.

Davis cumple una sentencia de cadena perpetua después de ser condenado por dos cargos de asesinato en primer grado, y conspiración para cometer asesinato y robo. Se convirtió al cristianismo tras las rejas, obtuvo un doctorado en filosofía de la religión y predica para otros reclusos.

Linda Kasabian: se le concedió inmunidad luego de testificar contra la ‘familia Manson’

Linda Kasabian llevó a los asesinos hasta los sitios donde se cometieron los crímenes Tate-LaBianca, y estuvo de acuerdo con ello porque era la única que poseía licencia de conducir válida. Más tarde se opuso a los demás y recibió inmunidad para testificar durante el juicio.

Hasta 1994, Kasabian tenía cuatro hijos y se cree que residía en la costa este.

Robert Beausoleil: preso en California

“Bobby” Beausoleil fue condenado por el asesinato de Hinman en 1970, y condenado a muerte.

Más tarde, su sentencia fue conmutada a cadena perpetua y se unió a la pandilla de la Hermandad Aria, sufrió una fractura de mandíbula y otras lesiones en varias peleas.

Beausoleil se encontraba en la cárcel por el crimen de Hinman cuando ocurrieron los asesinatos Tate-LaBianca.

Fue trasladado a una prisión estatal de Oregon en 1994, como parte de un ‘pacto interestatal’ para albergar a algunos reclusos, y no tuvo informes disciplinarios desde 2008, señalaron las autoridades carcelarias del estado. Posteriormente fue trasladado a la unidad médica California Medical Facility, en 2015. A Beausoleil, ahora de 69 años, se le negó en 18 oportunidades la libertad condicional, la última vez fue el 14 de octubre pasado.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta historia en inglés haga clic aquí

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
48°