Anuncio
Share

Debbie Reynolds, que cantó y bailó en “Cantando bajo la lluvia’, falleció a los 84 años, un día después de que su hija Carrie Fisher muriera

Debbie Reynolds, la actriz que cantó y bailó junto a Gene Kelly en el clásico de 1952 “Cantando bajo la lluvia”, murió a los 84 años edad.

Reynolds, que era un importante coleccionista de memorabilia de Hollywood, murió este miércoles, según informó su hijo.

Entre 1950 y 1967 apareció en más de 30 películas musicales y comedias ligeras, recibió su nominación al Oscar por su actuación en “The Unsinkable Molly Brown”, filmada en 1964. Muchos críticos consideran que ese fue su papel inicial más importante.

Fuera de la pantalla, interpretó el papel de una mujer agraviada en un triángulo amoroso a finales de los 1950, el cual fue considerado como el escándalo del siglo de Hollywood. Su primer marido, el cantante Eddie Fisher, dejó a Reynolds para irse a lado de la sensual actriz Elizabeth Taylor.

Sola y frente a su casa, en 1958, Reynolds, la mujer abandonada, reunió a la prensa. Pegado a su blusa había un broche de un pañal, como recordatorio a los medios de que dentro de la casa, se encontraban los dos hijos de la pareja. La ‘explosión nuclear’ que significó la separación de la pareja, se convirtió en un desastre para la carrera de Fisher.

La simpatía pública por Reynolds sirvió para aumentar su fama. La comedia “The Mating Game”, en la que coprotagonizó junto a Tony Randall, fue una de las cuatro películas en las que apareció en el año siguiente.

Pero a medida que las películas ligeras pasaron de moda a finales de los 1960, en favor de las películas con mayor contenido, Reynolds volvió a los escenarios. Obtuvo una nominación al premio Tony por interpretar el papel principal en una nueva versión de Broadway de “Irene” a principios de 1970 y luego dio a luz en Las Vegas a un espectáculo que duraría varias décadas.

En 1996 regresó a la pantalla grande para su primer papel importante en años, donde jugó el papel estelar en la comedia de Albert Brooks titulada “Madre”. El papel le dio algunas de las mejores críticas de su carrera.

Tenía 18 años cuando el jefe del estudio, Louis B. Mayer le ofreció participar en “Cantando bajo la lluvia” a pesar de las objeciones de Kelly, que quería una bailarina profesional para el papel. Décadas más tarde, Reynolds dijo que podía recordar el dolor en sus piernas de tres meses de ensayos de baile.

“‘Cantando bajo la lluvia’ y tener un hijo, fueron las cosas más difíciles que he tenido que hacer en mi vida”, escribió Reynolds en su autobiografía “Debbie”, escrita en 1988.

Esta película que habla sobre la transición de Hollywood al cine sonoro fue un éxito de taquilla, y su interpretación de una actriz valiente, convirtió a Reynolds en toda una estrella. ‘Cantando bajo la lluvia’ es ampliamente considerada como una de las películas musicales más grandes de la historia.

Una de las claves para el éxito de “Cantando bajo la lluvia”, fue su “enorme cantidad de energía”, dijo a NBC en el 2002, el bailarín Donald O’Connor, quien participó en la película.

Reynolds se ganó rápidamente la fama de ser una adolescente extrovertida en “Two Weeks with Love” (1950) y por su papel en “Tammy y el soltero” (1957), las primeras de una serie de películas muy populares entre los adolescentes de la época.

En 1969, lanzó “Debbie Reynolds Show”, una serie de televisión con parecidos al popular programa de “I Love Lucy”, que trataba de una impredecible mujer esposa de un columnista de periódico. Cuando NBC transmitió un comercial de cigarrillos durante su debut, ella amenazó con retirarse. Al final el patrocinador se retiró y la serie estuvo fuera del aire un año.

Las audiencias de televisión contemporáneas la conocían por su recurrente papel como madre de la excéntrica actriz Grace en el programa de la NBC “Will & Grace.” También cobró notoriedad a finales de la década de 1990, por su papel como la madre de Kevin Kline en la película satírica “In & Out ".

Su último papel fue la madre de Liberace, en la película de HBO del 2013, “Behind the Candelabra”. En el 2014 recibió el premio Screen Actors Guild life achievement award.

El trabajo era una necesidad para la tres veces divorciada Reynolds, quién su imagen ‘rosa’ estaba muy lejos de lo que era su vida privada.

Del matrimonio con Fisher en 1955, tuvo dos hijos, Carrie y Todd. Su hija se convirtió en la actriz que interpretó a la princesa Leia en “Star Wars”.


Anuncio