Anuncio
Share

Cuarto hombre desamparado es atacado en San Diego y la policía busca al asesino

Investigadores de incendios y homicidios de San Diego reúnen evidencia de la escena de un ataque a una persona sin hogar en el centro de San Diego, temprano el miércoles. Este es el cuarto ataque a desamparados en menos de una semana.

Investigadores de incendios y homicidios de San Diego reúnen evidencia de la escena de un ataque a una persona sin hogar en el centro de San Diego, temprano el miércoles. Este es el cuarto ataque a desamparados en menos de una semana.

(John Gibbins / San Diego Union-Tribune)

Un hombre desamparado fue quemado vivo en el centro de San Diego, el miércoles, en lo que representa el cuarto ataque contra los transeúntes en menos de una semana, posiblemente por el mismo agresor.

La policía dijo que una persona que se ve en las imágenes de vigilancia dadas a conocer esta semana es considerada sospechosa de los crímenes que han dejado dos hombres muertos y otros dos heridos de gravedad. E capitán de homicidios, David Nisleit, dijo que el departamento había recibido muchas pistas, pero necesitaba la ayuda del público.

“Realmente creo que así es como vamos a resolver este caso”, dijo Nisleit. “Alguien va a reconocer a esta persona y nos dirá quién es, y vamos a encontrarlo y detenerlo”.

El alcalde Kevin Faulconer y el jefe de policía Shelley Zimmerman consideraron el caso como la más alta prioridad del departamento. Funcionarios y activistas han estado informando a las personas sin hogar de los ataques, mostrándoles fotos del sospechoso, tratando de conectar a las personas con los servicios y refugios, y aconsejándoles a ser particularmente conscientes de su entorno.

“Estos violentos actos de maldad son algunos de los peores que he visto en mis 34 años en la aplicación de la ley”, dijo Zimmerman.

Nisleit se contuvo en llamar al agresor un asesino en serie, pero describió los ataques como una serie. “Consideramos que es extremadamente peligroso”, dijo Nisleit. “Necesitamos removerlo de la comunidad tan pronto como sea posible”.

La juerga comenzó el domingo. La policía dijo que todas las víctimas sufrieron significativo trauma similar en la parte superior del torso, pero no quisieron detallar las lesiones. Tres de los cuatro hombres habían estado durmiendo en el momento del ataque; todos estaban solos.

Angelo De Nardo fue la primera víctima. Fue encontrado sobre las 8 a.m. del domingo, ardiendo bajo un puente de la autopista en la zona de Bay Park. La autopsia concluyó que el hombre de 53 años de edad, había sufrido graves heridas antes de ser prendido en fuego, según las autoridades.

La policía dijo que un hombre fue visto llevando una lata de gas mientras corría entre los carriles hacia el norte de la Interestatal 5 a unas dos cuadras del lugar. Fue descrito como un hombre de 30 a 50 años de edad, llevaba una chaqueta o una sudadera marrón claro o marrón y una gorra de béisbol y cargaba una mochila.

Las víctimas de los atentados del lunes fueron identificadas el miércoles. Manuel Mason, de 61 años, fue encontrado gravemente herido en el Distrito Midway aproximadamente a las 4:50 de la madrugada. Se espera que sobreviva. Shawn Longley, de 41 años, fue encontrado muerto en una instalación deportiva en Ocean Beach alrededor de las 6:10 a.m.

Los testigos de ataque del miércoles escucharon un alboroto y vieron a un hombre agachado sobre otro detrás de un edificio de apartamentos al sur de Broadway en la calle Columbia. Un hombre corrió para ayudar a la víctima y tiró de él una toalla envuelta en llamas, dijo Nisleit.

Dijo que la toalla había sido empapada con un líquido inflamable y colocada sobre la victima de 23 años de edad, que no fue identificado. El hombre también sufrió “traumatismo significativo” en la parte superior del torso, dijo Nisleit.

Michael McConnell, quien trabaja con la comunidad de personas sin hogar en San Diego, dijo el miércoles que algunas personas con las que habló eran conscientes de los ataques, tenían miedo y estaban enojados. Pero muchos más, -dijo- no sabían nada de los ataques o dijeron que no les importaba.

“Creo que hay muchas personas que están tan abatidas”, dijo McConnell. “Existen, pero no les importa. Es muy triste”.

James Johnson dijo que él duerme por sí mismo, pero está cerca de la jefatura de policía ubicada en la calle Broadway y no cree que un atacante podría golpear tan cerca de ese lugar.

“No soy una persona social”, dijo. “Yo soy más bien un solitario. Siempre trato de encontrar un buen lugar “.

Un número de transeúntes dijeron que han armado a raíz de los ataques. Un hombre sacó un bate rosa.

“Si alguien viene por la noche y se me acerca y no sé de ellos, con la gente que va por ahí golpeando a los desamparados hay que echarlos... Les diré que retrocedan y saldré con este bate”, dijo John Henry.

Si desea leer este artículo en inglés, haga clic aqui


Anuncio