Anuncio
Share

Condenan a un año de prisión a un conductor fugitivo que mató a un ciclista en Laguna Beach

El homenaje para John Colvin, de 55 años de edad y residente de Laguna Beach, quien murió luego de ser atropellado por un automóvil mientras iba en su bicicleta por la North Coast Highway, en 2014.

El homenaje para John Colvin, de 55 años de edad y residente de Laguna Beach, quien murió luego de ser atropellado por un automóvil mientras iba en su bicicleta por la North Coast Highway, en 2014.

(Kevin Chang / Coastline Pilot)

Un conductor fugitivo fue condenado y sentenciado este lunes a un año de cárcel por un accidente que acabó con la vida de un ciclista en Laguna Beach, en 2014.

Dylan Thomas Rand-Luby, con domicilio en Laguna, se declaró culpable de un cargo de delito de atropello y fuga con heridas, y un cargo menor de homicidio vehicular sin negligencia grave, según un comunicado de prensa de la oficina del fiscal de distrito del condado de Orange. La sentencia de Rand-Luby también incluye tres años de libertad condicional.

El 17 de junio de 2014, Rand-Luby manejaba su Toyota Prius modelo 2005 en sentido norte sobre North Coast Highway, en el área de Emerald Bay, cuando se desvió de su carril, ingresó a la senda para bicicletas y atropelló a John Colvin, de 55 años, también residente de Laguna. Rand-Luby no se detuvo en el lugar del accidente, según informó la oficina del fiscal de distrito.

Dos testigos contactaron al 911 y siguieron el coche de Rand-Luby hasta que éste se detuvo en un estacionamiento de escuela, cerca de una milla más adelante.

Colvin murió en el lugar del accidente por múltiples traumatismos. Su fallecimiento provocó que un grupo de vecinos solicitara mejor infraestructura y seguridad para los ciclistas en Laguna Beach.

“La pérdida es tan profunda y enorme que es realmente difícil de explicar”, expresó la esposa de Colvin, Joan Marcus-Colvin, durante una declaración en una audiencia de la corte. “John representaba todo lo bueno de la vida. Él era amable, afectuoso, fuerte, gentil y comprensivo”.

En una carta también dirigida a la corte, los padres de la víctima, John Colvin Sr. y Mary, agregaron: “El trauma de nuestra pérdida es indescriptible. No pasa un día sin que ambos pensemos en nuestro maravilloso hijo. Dicen que el tiempo cura las heridas, pero nosotros no hemos sentido alivio alguno en estos 15 meses. Sólo optamos por poner un pie delante del otro para seguir adelante enfrente de otras personas, y seguir viviendo”.

Traducción: Valeria Agis

Si desea leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio