Anuncio
Share

Californianos ponen el ejemplo y reducen el consumo de agua en un 31%

La ciudad de Arcadia dejó de regar el césped en el camellón de la avenida Santa Anita para cumplir con las regulaciones de sequía del estado.

La ciudad de Arcadia dejó de regar el césped en el camellón de la avenida Santa Anita para cumplir con las regulaciones de sequía del estado.

(Gina Ferazzi / Los Angeles Times)

El mes pasado, los californianos nuevamente obtuvieron buenas calificaciones por ahorro de agua, reduciendo el consumo de agua general en un 31% en comparación con julio del 2013, dijeron los funcionarios el jueves.

“La respuesta de los californianos a la gravedad de la sequía en este verano ahora marcha a toda velocidad”, dijo Felicia Marcus, presidenta de la Junta Estatal de Control de Recursos Hídricos. “Millones de californianos conscientes son los verdaderos héroes aquí — cada uno aumentando sus esfuerzos para ayuda a que los recursos hídricos rindan más ante una sequía histórica sin ninguna fecha de finalización”.

Para alcanzar la meta de una reducción del 25% en el consumo general del agua urbana del estado, la junta estatal les asignó a los distritos de agua objetivos individuales que les exigen reducir el consumo local hasta en un 36% en comparación con los niveles del 2013.

En junio -- el primer mes en que los objetivos entraron en vigor – el consumo estatal se disminuyó en un 27%.

El incluso mayor ahorro de agua que se produjo el mes pasado fue sin duda impulsado por las raras tormentas de verano. Aproximadamente un tercio de una pulgada de lluvia cayó en el centro de Los Angeles, rompiendo un récord para la precipitación de julio que se había establecido desde 1886.

Los residentes de Los Angeles recortaron su consumo de agua en un 21%, superando fácilmente el objetivo de conservación del 16% establecido por el estado.

A pesar de la buena boleta de calificaciones, algunos distritos de agua urbanos han caído muy por debajo de sus objetivos. En junio, 16 proveedores no lograron sus metas por 15 o más puntos porcentuales. El mes pasado cuatro distritos cayeron dentro de esa categoría.

Aquellos distritos que repetidamente reciban una mala boleta de calificaciones se enfrentan a posibles multas del estado de hasta $10,000 dólares por día.

La orden de conservación, emitida por el gobernador Jerry Brown, es la primera reducción obligatoria aplicada al consumo de agua urbana en la historia de California. Está transformando el aspecto de los patios en todo el estado. Muchos céspedes que habían permanecido llamativamente verdes durante los primeros tres años de la sequía ahora son del color de la paja -- o han desaparecido totalmente.

Atraídos por los generosos descuentos por el retiro del césped, los residentes del sur de California están retirando más de 150 millones de pies cuadrados de pasto y están colocando plantas tolerantes a la sequía.

Las ciudades, prohibidas de utilizar el agua potable para el riego del césped en los camellones, han levantado carteles explicando la razón por el césped seco.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio