Anuncio
Share

California prohíbe la captura recreativa y comercial del lince

A partir del viernes, la captura recreativa y comercial del lince quedó prohibida en California, poniéndo fin a una industria centenaria.

El conservacionista Tom O’Key no podría estar más feliz. La ley surgió de la furia de miles de residentes en todo el estado sobre su descubrimiento en el 2013 de una trampa para lince colocada en su propiedad cerca del borde del Parque Nacional Joshua Tree.

El sábado por la tarde, O’Key caminó hacia el sitio con unas cuantas cervezas frías para reflexionar sobre el logro.

“Por primera vez en la historia, no habrá captura de lince en California”, dijo en una entrevista. “Eso es porque las personas trabajaron juntas en el espíritu de hacer algo bien”.

O’Key dijo que descubrió la trampa encadenada a un arbusto de jojoba y camuflada con ramas rotas justo al norte del parque de 720,000 acres, en donde los gatos nativos son una fuerza dominante del ecosistema.

Inmediatamente alertó a los vecinos y contactó al Departamento del Sheriff del Condado de San Bernardino y a los periódicos, los cuales desencadenaron una ola indignada de quejas que enfocaron la atención sobre la práctica de la captura, la matanza y el despellejamiento de los linces para abastecer los mercados de pieles en China, Rusia y Grecia.

El asambleísta Richard Bloom (D-Santa Mónica) introdujo la ley AB 1213 -- la Ley de Protección del Lince del 2013 -- en respuesta a las campañas de peticiones, las campañas en las redes sociales y las llamadas telefónicas realizadas a los legisladores por parte de los defensores de la vida silvestre quienes denunciaron la acción como un comercio cruel.

En agosto, la Comisión de Pesca y Caza de California votó 3 a 2 para eliminar la captura del lince en todo el estado por dos razones.

Los 100 tramperos comerciales de linces que se calculan existen en el estado no podían pagar el costo total de la regulación de la industria conforme lo requerido bajo la Ley de Protección del Lince. Además, los comisionados no pudieron determinar si la captura puso en peligro a la especie porque no tenían ningún dato científico actual sobre la salud de las poblaciones de lince del estado.

El reglamento entró en vigor el viernes -- tres días antes de que la temporada de caza del lince empezara.

Ahora, es ilegal atrapar a cualquier lince, o intentar hacerlo, o vender o exportar cualquier lince o parte de cualquier lince en el estado. Cualquier titular de una licencia de captura que atrape a un lince debe inmediatamente ponerlo en libertad en su hábitat natural sin daño alguno.

Además, las autoridades estatales de la vida silvestre ya no marcarán las pieles de los linces para el uso personal o emitirán etiquetas de envío para la venta comercial de las pieles de linces tomadas en California.

Brendan Cummings, un residente de Joshua Tree y director de tierras públicas del Centro para la Diversidad Biológica, describió a la nueva ley como “un gran momento en la historia. A quince años del inicio del siglo XXI, la administración de la vida silvestre del estado finalmente ha entrado al siglo XX”.

Pero O’Key estuvo más impresionado por el poder de la presión pública en nombre de una especie.

“Cualquiera persona que durante los últimos dos años movió un dedo en defensa de este animal debería estar bastante orgulloso de eso”, dijo. “Sé que yo lo estoy”.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio