Anuncio

California impondrá requisitos para regaderas que afectarán su forma de bañarse

La Comisión de Energía de California el miércoles aprobó restricciones más estrictas sobre las cabezas de regadera y los grifos de los baños.

La Comisión de Energía de California el miércoles aprobó restricciones más estrictas sobre las cabezas de regadera y los grifos de los baños.

(Anne Cusack / Los Angeles Times)

El flujo del agua que proviene de las cabezas de las regaderas y los grifos de los baños en California se reducirá drásticamente bajo las nuevas restricciones más estrictas que fueron aprobadas el miércoles por la Comisión de Energía del estado.

Las normas actuales, establecidas en 1994 a nivel federal, permiten un flujo máximo de 2.5 galones por minuto de un cabeza de regadera.

A partir del próximo mes de julio, el límite se disminuirá a 2.0 galones por minuto y se reducirá de nuevo en julio del 2018, a 1.8 galones, dándole a California la norma más estricta de cualquier estado de Estados Unidos.

Después de haber realizado una rotación completa de las existencias de las cabezas de regaderas y los grifos para el año 2029, se espera que las regulaciones ahorren 38 mil millones de galones de agua, 20 mil millones 200 mil pies cúbicos de gas natural y 1.322 gigavatios hora de electricidad cada año, de acuerdo a la Comisión.

Otra cosa que también entrará en vigor para el próximo mes de julio, será que los grifos de los baños residenciales contarán con un flujo máximo de 1.2 galones por minuto, debajo de los 2.2 galones por minuto actuales. De acuerdo a los cálculos de la Comisión, las normas ahorrarán cerca de 154 mil millones de galones de agua en los próximos 10 años.

“Sólo quiero señalar que esto es bastante grande”, dijo el comisionado Andrew McAllister el miércoles en la reunión de la Comisión en Sacramento.

Los grifos y las cabezas de las regaderas actualmente representan cerca de un tercio de todo el uso del agua residencial en el interior, dijo Kristen Driskell, supervisora del programa de eficiencia de electrodomésticos para la Comisión de energía.

El treinta y un por ciento de los modelos de cabezas de regadera que se encuentran en el mercado actualmente reúnen el próximo estándar de 2.0 galones, el cual se conoce como Tier 1, dijo Driskell.

El límite de 2.0 galones para las cabezas de regadera fue adoptado por la ciudad de Los Angeles en el 2009. La ciudad de Nueva York adoptó la misma norma en el 2010.

California, actualmente batallando para atravesar el cuarto año de sequía histórica, será el primer estado en adoptar la norma a nivel estatal.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio