California debería aportar $3 mil millones anuales para que los universitarios tengan una educación sin deudas

California debería aportar $3 mil millones anuales para que los universitarios tengan una educación sin deudas

California podría ayudar a los estudiantes a graduarse de la universidad sin deudas, pero a un costo potencialmente fuerte, de $3,300 millones de dólares al año, según afirma un nuevo informe del estado. 

El reporte, realizado por la Oficina del Analista Legislativo, estableció diferentes formas en que el estado podría ayudar a los estudiantes de la Universidad de California, la Universidad Estatal de California y los Colegios Comunitarios estatales a cubrir los gastos de matrícula y subsistencia.

El análisis se realizó mientras crecen las preocupaciones sobre el aumento de la deuda estudiantil, la cual ha alcanzado el billón de dólares en todo el país. Las inquietudes sobre los costos universitarios también se han profundizado entre algunas familias desde que los regentes de la UC aprobaron un aumento de la colegiatura la semana pasada, y el gobernador Jerry Brown propuso eliminar el programa estatal de Becas para la Clase Media para los nuevos alumnos que comiencen sus estudios este otoño próximo. El consejo directivo de Cal State también considera actualmente un aumento en la matrícula. 

El informe advirtió que cubrir los gastos de matrícula y subsistencia conllevaría un “precio significativo”, y que las consecuencias potenciales deben ser consideradas cuidadosamente.

No obstante, el asambleísta Kevin McCarty (D-Sacramento), quien el año pasado inició la petición para el informe, sostuvo que el programa podría aplicarse progresivamente durante varios años para mantener los costos razonables, además de alabar el informe por señalar una serie de políticas posibles.

“El objetivo nunca fue hacerlo de un día a otro”, destacó McCarty el miércoles último en una entrevista. “Este reporte nos ofrece un plan de acción realista para llevarlo a cabo durante varios años. La asequibilidad universitaria y reducir las cargas de la deuda estudiantil son una prioridad legislativa”.

Para los alumnos que asisten a instituciones educativas Los Ángeles y viven fuera del campus, el informe calcula los costos anuales en $19,845 para East Los Angeles College, $25,060 para Cal State L.A. y $30,345 para UCLA.

Aproximadamente el 53% de los estudiantes de UC y Cal State se gradúan con una deuda media de alrededor de $19,500, señaló el informe. Sólo el 2% de los alumnos de colegios comunitarios sacan préstamos, los cuales promedian los $5,000.

Esos niveles de deuda están por debajo de la media nacional. Sin embargo, de acuerdo con una encuesta realizada el pasado diciembre por el Instituto de Políticas Públicas de California, los residentes de California consideran la asequibilidad universitaria como el principal problema al que se enfrenta el sistema de educación superior del estado; el 82% de ellos quisieran contar con más becas y subvenciones. 

Un programa que cubra tanto los gastos de matrícula como más becas sería aún más generoso que el plan de universidad gratuita propuesto por el senador Bernie Sanders (I-Vermont.) y el del gobernador de Nueva York, Mario Cuomo, que sólo cubren la matrícula.

Con los actuales programas de ayuda financiera de California, más de la mitad de los universitarios en los sistemas de la UC y Cal State no pagan matrícula. Sin embargo, muchos de ellos todavía batallan para pagar la vivienda, la alimentación y otros gastos, en los centros urbanos de alto costo del estado.

En la estimación de los costos potenciales del programa, los analistas del  estado calcularon la brecha faltante para cubrir los gastos universitarios después de deducir las contribuciones esperadas de los alumnos y familiares, y la ayuda financiera federal.

Los costos del estado variarían considerablemente dependiendo de varios factores, incluyendo si la ayuda quedaría limitada a los estudiantes de tiempo completo y si la obtendrían para cada año de sus estudios. 

McCarty, quien encabeza el Subcomité de Finanzas para la Educación de la Asamblea, planea el 27 de febrero próximo celebrar una audiencia conjunta sobre el informe junto con el asambleísta José Medina (D-Riverside), quien preside el Comité de Educación Superior.

Traducción: Diana Cervantes

Para leer esta historia en inglés haga clic aquí

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°