Anuncio

Buscan una nueva forma para mostrar el desempeño de las escuelas

Andrea Comargo se concentra mientras toma un examen en Francisco Bravo Senior High Medical Magnet School, en 2015, para medir su entendimiento de los estándares del Common Core.

Andrea Comargo se concentra mientras toma un examen en Francisco Bravo Senior High Medical Magnet School, en 2015, para medir su entendimiento de los estándares del Common Core.

(Anne Cusack)

¿Cuál es el desempeño de la escuela de su hijo en las pruebas estandarizadas? Desde esta primavera, los padres podrán tener una idea al respecto gracias a un número que no será precisamente el resultado de una prueba.

La Junta Estatal de Educación de California votó para que una nueva medida de desempeño utilice más que los resultados de las pruebas para calificar a las escuelas. Se espera que las modificaciones se encuadren dentro de la reciente ley estatal de financiamiento de escuelas llamada Fórmula de Financiamiento de Control Local, o Local Control Funding Formula, y la ley federal Every Student Succeeds Act.

Debido a que muchas escuelas se desempeñan por debajo del nivel que el estado considera deseable, los nuevos números de rendimiento a menudo serán negativos. La mayoría de las escuelas recibirán puntuaciones entre -95 y 45.

Pese al cambio, los padres seguirán recibiendo informes de puntuación sobre el progreso individual de sus hijos. La nueva medida será parte de lo que la Junta llama “California School Dashboard”, un portal de información que el público podrá usar para conocer el rendimiento de las escuelas a partir de febrero o marzo.

Algunos defensores pidieron a la Junta que tomara más tiempo antes de votar la propuesta. “Su personal hizo un gran trabajo en corto tiempo; nos parece un poco apresurado”, afirmó Brian Rivas, director de políticas y relaciones gubernamentales en el Education Trust-West, que investiga y cabildea por la justicia educativa y el alto rendimiento académico. “Creemos que ésta puede ser la parte más importante de todo el sistema”.

A pesar de la votación, algunos todavía esperan poder remendarlo. Doug McRae, un especialista jubilado de pruebas estandarizadas, cree que el método es sólido, pero sugirió estandarizar las puntuaciones en una escala del 0-100 por ciento, de modo que sean consistentes y más fáciles de entender para los padres.

Los miembros de la Junta parecieron abiertos a la revisión: “esta no es la última vez que discutiremos sobre el tema”, afirmó su presidente, Mike Kirst.

Maestros, defensores y administradores hablaron también sobre otro tema: cómo el estado reporta los resultados de los exámenes de los estudiantes aprendices del idioma inglés. El tema puede parecer un tecnicismo, pero tiene consecuencias reales, según dijeron. Con el propósito de calificar a las escuelas, el estado planea combinar las puntuaciones de estudiantes aprendices de inglés con las de los alumnos que ya han sido reclasificados como competentes en el idioma inglés.

Es difícil medir el desempeño de quienes no hablan inglés como primer idioma, que oscilan en su condición de aprendices, sostienen las autoridades, por ello la combinación de las puntuaciones de los diferentes grupos proporcionaría resultados más estables. Karen Valdés, superintendente asistente del Distrito Escolar Menifee Union tomó la palabra y expresó: “Me sigue preocupando ocultar el rendimiento de los aprendices”.

La Junta votó para mantener la puntuación combinada, pero también se comprometió a reportar las calificaciones de los diferentes grupos por separado, para que haya más información disponible.

Traducción: Diana Cervantes

Para leer esta historia en inglés, haga clic aquí


Anuncio