Anuncio

Betsy DeVos enfrenta oposición para su nominación como secretaria de Educación

Betsy DeVos proporcionó pocos detalles sobre sus planes y repitió que esperaba trabajar junto con los representantes de ambos partidos.

Betsy DeVos proporcionó pocos detalles sobre sus planes y repitió que esperaba trabajar junto con los representantes de ambos partidos.

Desde que Donald Trump eligió a Betsy DeVos, la recaudadora de fondos y defensora de los vales escolares de Michigan, como su secretaria de educación, los demócratas y otros observadores comenzaron a examinar sus generosas contribuciones políticas y los conflictos que éstas podrían presentar.

En la audiencia de confirmación de DeVos, el senador Bernie Sanders planteó la cuestión una vez más, pero DeVos, quien está casada con el multimillonario heredero de la fortuna de Amway, señaló que no sabía cuánto había contribuido su familia al partido republicano.

Pero Sanders (I-VT) no se desalentó. “Existe un creciente temor de que estemos avanzando hacia lo que algunos llaman una sociedad oligárquica, donde un pequeño número de multimillonarios controlan, hasta cierto punto, nuestra vida económica y política”, afirmó el excandidato presidencial demócrata.

Cuando DeVos no proporcionó un número concreto, Sanders expresó que había escuchado que su familia había contribuido con $200 millones de dólares durante años. “Es posible”, respondió DeVos.

¿Sin esos $200 millones de dólares en donaciones, habría sido elegida para ser secretaria de Educación?, se preguntó Sanders, a lo cual DeVos respondió que creía que sí.

Durante una audiencia de tres horas, Sanders y los demócratas del Comité del Senado sobre Salud, Educación, Trabajo y Pensiones interrogaron a DeVos sobre sus opiniones acerca de las escuelas charter, el abuso sexual en las universidades, el financiamiento general, los vales escolares y el cumplimiento de las leyes de derechos civiles.

DeVos proporcionó pocos detalles sobre sus planes y repitió que esperaba trabajar junto con los representantes de ambos partidos.

También se centró en su apoyo a darle a las familias una variedad de alternativas de educación, aunque dijo que apoya las escuelas públicas y a los profesores que trabajan en ellas.

Mencionó además que está a favor de mantener la línea de tiempo actual para la aplicación de la ley Every Student Succeeds Act, la sucesora principal de la polémica ley No Child Left Behind, que ofrece mayor libertad a los estados para asegurar el desempeño de los estudiantes y la responsabilidad de los maestros.

El senador Al Franken (D-Minnesota) preguntó si las escuelas deberían ser clasificadas según la competencia de los alumnos, sus conocimientos, su crecimiento y cuánto aprenden cada año. Cuando DeVos no respondió inmediatamente, Franken resaltó: “Me sorprende que usted no conozca esta cuestión”.

DeVos también tuvo un intercambio de palabras con el senador Christopher S. Murphy (D-Connecticut) sobre la violencia escolar.

Murphy le preguntó si, a su entender, podía haber armas en las escuelas. “Creo que es mejor que eso lo decidan los estados y localidades” , manifestó DeVos. Sin embargo, Murphy la presionó sobre este punto y ella hizo referencia a una escuela de Wyoming, de la cual había oído hablar por otro senador, que tiene una “barda para osos”. “Me imagino que probablemente exista una pistola en esa escuela, como protección contra los osos”, dijo DeVos.

A continuación, Murphy le preguntó si apoyaría a Trump si pusiera fin a las zonas escolares libres de armas. Ella respondió que apoyaría al nuevo presidente, pero que la violencia escolar es un tema que lastima su corazón.

La senadora Patty Murray, de Washington, la demócrata de mayor rango en el comité, afirmó que sigue estando “muy indignada” por los comentarios de Trump, que se dieron a conocer el año pasado, acerca de manosear a las mujeres sin consentimiento de estas. Murray describió el comportamiento del cual Trump había alardeado y le preguntó a DeVos si sería considerado como abuso si ocurriese en una escuela. DeVos afirmó que sí.

Traducción: Diana Cervantes

Para leer este artículo en inglés, haga clic aqui


Anuncio