Autos nuevos ofrecen mas sistemas de seguridad en choques de frente

Más vehículos nuevos tienen efectivos sistemas  de prevención de accidentes frontales

 

Más coches vienen equipados con funciones robóticas que protegen a los conductores de accidentes traseros y frontales con otros vehículos u objetos, lo que podría resultar en menos accidentes y menores tarifas en los seguros para los conductores.

El Insurance Institute for Highway Safety dijo que 52% de los 784 nuevos modelos de vehículos vienen con tecnología que avisa al conductor de un choque inminente como una característica estándar u opcional.

Entre los modelos de 2015, 27% también ofertan el frenado robótico, el cual  automáticamente desacelera o detiene el vehículo sin la intervención del conductor, si un choque es inminente. Eso es más del doble más que en el año 2012.

"El frenado automático es una tecnología accesible que está al alcance de muchos conductores", dijo David Zuby, vicepresidente ejecutivo y  jefe de investigación del Instituto. "Esa es una señal positiva para la seguridad vial y ayuda a allanar el camino para la eventual implementación de los vehículos completamente autónomos.

Los primeros estudios están descubriendo que la tecnología es eficaz. Los sistemas de prevención de accidentes frontales utilizan cámaras, sensores de radar y láser para juzgar si un vehículo está acercándose demasiado a otro delante de él. La mayoría de los sistemas emiten una advertencia y precargan los frenos para maximizar su efecto, si el conductor responde frenando, mientras que otras tienen frenos robóticos.

Los sistemas de frenado automático reducen los accidentes frontales y traseros en un 14% que los mismos vehículos que no ofrecen esa función, según la investigación del instituto. Los vehículos que sólo alertan a los conductores de un potencial accidente, pero no paran el coche, solo reducen las colisiones en un 7%.

Mientras que el grupo comercial no ha medido el efecto de la tecnología sobre las primas de seguros, cree que la disminución de los accidentes pronto se reflejará en tasas más bajas, indicó Russ Rader, un vocero del instituto.

"Progressive está empezando a bajar sus tasas para los vehículos con control de estabilidad, faros adaptable y advertencia de colisión frontal con freno", dijo Mike Doerfler, gerente de desarrollo de productos de la aseguradora. "Nosotros estamos introduciendo esta modalidad estado-por-estado".

Pero el diseño del vehículo influirá en cuales de los vehículos realizaran, eventualmente, un ahorro de primera clase, explicó Rader.

Muchos fabricantes de automóviles están poniendo los sensores de  prevención de accidente detrás de la parrilla, en la parte delantera donde son vulnerables a ser dañados.

"Los sensores son caros de reemplazar, por lo que ese detalle puede contrarrestar el costo beneficio de tener menos accidentes", apuntó.

Algunos fabricantes están haciendo ajustes y moviendo los sensores hacia el parabrisas, delante del espejo retrovisor, donde están mejor protegidos, dijo Rader.

El grupo asegurador analizó los sistemas y había clasificado los vehículos como básico, avanzado o superior para la prevención de accidente frontales dependiendo de si ofrecen auto frenado y, si es así, qué tan efectivo es en las pruebas a 12 y 25 millas por hora.

Típicamente, estos sistemas son ofrecidos en vehículos de lujo o como opciones costosas. Pero algunos fabricantes de automóviles, incluyendo Mercedes-Benz y Toyota, están haciéndolas estándar u ofreciendo las características como parte de un paquete comparativamente de menor costo de una opción del paquete orientado hacia la seguridad.

Toyota, por ejemplo, a finales de 2016 planea ofrecer opciones de paquete de seguridad para casi todos los vehículos Toyota y Lexus vendidos en los Estados Unidos. Los paquetes se venderán en $300 a $500 para los Toyotas y de $500 a $635 para los modelos Lexus.

Mercedes-Benz es el primer fabricante de automóviles en ofrecer un sistema de prevención de accidente frontal estándar que le obtiene la calificación de "superior" en las evaluaciones de pista IIHS. El sistema viene en los modelos del Mercedes Clase C 2015, CLA y clase E.

La tecnología está poniéndose al día con más placas de identificación convencionales. Siete de los 19 modelos clasificados como superior o avanzado en la ronda de prueba más reciente del Instituto son de precios moderados: Chrysler 300; Dodge Charger; Mazda 6 y CX-5; Volkswagen Golf, Golf SportWagen y Jetta.

En la última prueba, 14 nuevos modelos ganaron la clasificación de superior y  cinco ganaron la clasificación de avanzado.

Los vehículos "superiores" incluyen el Acura ILX, MDX, RDX y RLX  2016; el 2016 X3 BMW; Chrysler 300 2016 y su gemelo, el Dodge Charger de 2015; 2015 Mercedes-Benz Clase C, CLA y clase E; y el 2016 Mazda 6 y CX-5. Los vehículos clasificados como avanzados por  la prevención de accidentes frontales fueron el Volkswagen Golf, Golf SportWagen, Jetta 2016 y 2015 Volkswagen Touareg 2015.

El X3 de BMW obtuvo una clasificación de avanzado cuando está equipado con sistema de solo cámara de BMW, llamada City Breaking Function y se  clasifica como superior cuando está equipado con un sistema basado en cámaras y radar.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí

 

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
63°