Anuncio
Share

Arrestan al dueño de una clínica de depilación que se propasaba con sus clientas

Ali “Antonio” Nozar, propietario de una clínica de depilación láser de Glendale, fue arrestado este miércoles luego de que varias mujeres reportaran haber sido tocadas de forma inapropiada durante los tratamientos .

Ali “Antonio” Nozar, propietario de una clínica de depilación láser de Glendale, fue arrestado este miércoles luego de que varias mujeres reportaran haber sido tocadas de forma inapropiada durante los tratamientos .

(Imagen: cortesía del Departamento de Policía de Glendale)

Un propietario sin licencia de una clínica de depilación láser de Glendale fue arrestado este miércoles, días después de que una mujer de 28 años de edad lo acusara de tocarla de forma inapropiada y lamerla durante su tratamiento, informó la policía.

Antes del incidente, que fue reportado el viernes pasado, cerca de un mes después del hecho, Ali “Antonio” Nozar -de 48 años y dueño de Smooth Skin Laser Clinic, en East Broadway- ya estaba en el radar del Departamento de Policía de Glendale.

De hecho, en junio último, se había emitido una orden para su detención. El motivo de ella fue que, hace un año, otra mujer, de 31 años y residente de Burbank, denunció a la policía que Nozar había rozado sus genitales durante un tratamiento de depilación. Así lo informó el sargento Robert William, del departamento. Durante la investigación, la policía de Glendale descubrió que Nozar no era médico ni enfermero registrado, y empleaba el nombre de otro profesional para manejar su negocio.

En junio, Nozar fue acusado con un cargo por el delito menor de agresión sexual, derivado del incidente de 2015, y otro cargo por practicar la medicina sin certificado, según la oficina del fiscal de distrito del condado de L.A. No queda claro por qué el hombre no fue detenido hasta esta semana.

Con el tiempo, Nozar se volvió más descarado en sus presuntas agresiones, detalló la policía. Una mujer se había presentado en 2009 con un relato similar, pero la oficina del fiscal se negó a presentar cargos por falta de pruebas, señaló Williams.

En el incidente más actual, Nozar supuestamente tocó a la víctima antes de asegurarle que había sido un accidente. Cuando reanudó el tratamiento depilatorio, al parecer, lamió a la clienta, quien escuchó que el hombre se desabrochaba su cinto. Estupefacta, la mujer se sentó rápidamente. Allí fue cuando Nozar, según la denuncia, se inclinó para besarla. Ella rápidamente se negó, se vistió y salió del lugar, afirmó el sargento.

La policía espera que se presenten nuevas denuncias contra Nozar. En tanto, el médico, identificado como Hiishang Tabibian, de 76 años de edad, supuestamente recibió dinero por permitirle a Nozar emplear su nombre para que la clínica parezca legítima, aunque “en realidad, no tenía nada que ver con el negocio”, señaló William.

Según la policía, Tabibian nunca entrevistó a ninguna de las víctimas -una de las cuales sufrió una quemadura en su piel- antes del tratamiento. Sin embargo, le dijo a la policía que él conoce a cada paciente pero que no realiza los tratamientos.

Tabibian también fue acusado en el caso, por un cargo del delito menor de cómplice o encubridor de Nozar para practicar la medicina sin permiso, y se emitió un pedido de arresto para él.

Los investigadores creen que podría haber otras víctimas. Cualquier persona que posea información sobre el caso, puede llamar a la policía de Glendale, al (818) 548-4911.

Traducción: Valeria Agis

Si desea leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio