Anuncio
Share

Arrestan a cinco sospechosos de una red de tráfico sexual en California

Cinco personas fueron arrestadas por sospecha de dirigir una red de tráfico sexual con sede en el Valle de San Gabriel, que operaba desde San Diego hasta Fresno, informaron este martes las autoridades.

Cinco personas fueron arrestadas por sospecha de dirigir una red de tráfico sexual con sede en el Valle de San Gabriel, que operaba desde San Diego hasta Fresno, informaron este martes las autoridades.

(Associated Press)

Cinco personas fueron arrestadas por sospecha de dirigir una red de tráfico sexual con sede en el Valle de San Gabriel, que operaba desde San Diego hasta Fresno, informaron este martes las autoridades.

Los cinco son sospechosos de obligar a al menos 28 víctimas, todas de nacionalidad china, a ejercer la prostitución en nueve condados del centro y sur de California, según explicó la Oficina del Sheriff del Condado de Ventura.

Hsin Chieh “Jerry” Wang, de 40 años, residente de Covina, fue acusado de encabezar la organización. Los funcionarios alegan que su hermana, Yiwen Wang, de 42 años y también de Covina, lavaba el dinero obtenido por la red de trata.

Jiuyin Cui, de 63 años y residente de Rosemead, y Runan Xia, de 32 años y con domicilio en Alhambra, fueron acusados de llevar a los clientes desde y hacia los moteles y hoteles donde estaban las víctimas y, supuestamente, coordinar las citas ilícitas, informaron los detectives.

El arresto se produjo después de una investigación de seis meses llevada adelante por agencias de orden locales, estatales y federales.

En febrero pasado, los miembros de la Oficina del Sheriff del Condado de Ventura, junto con la Oficina del Fiscal de Distrito y el Departamento de Policía de Oxnard, comenzaron a investigar anuncios sospechosos publicados en backpage.com y otros sitios sociales para moteles en todo el condado. Durante una operación encubierta, identificaron a una víctima de tráfico sexual y determinaron que era parte de una organización mayor, que se extendía por toda la región.

Los investigadores formaron así una fuerza de trabajo con socios adicionales, entre ellos el FBI, para reunir pruebas e información sobre el supuesto grupo ilegal, y el 4 de agosto pasado ejecutaron una orden de allanamiento en un departamento del Valle de San Gabriel, donde detuvieron a los cinco sospechosos. Las autoridades también incautaron varios millones de dólares en activos, entre ellos tres propiedades, y expresaron que podría haber más personas involucradas, pero que los cinco detenidos serían los líderes de la operación.

Las víctimas identificadas hasta el momento son todas mujeres chinas, que vinieron a los EE.UU. por medios legítimos, tales como visas de trabajo o de estudio, según precisaron las autoridades. “Ellas llegaban aquí y, básicamente, ingresaban a este sistema de esclavitud moderno”, afirmó el capitán Garo Kuredjian, jefe de prensa de la Oficina del Sheriff de Ventura.

Las mujeres eran llevadas a cuartos rentados, donde se veían obligadas a realizar actos sexuales durante varios días a la semana. En muchos casos, también eran víctimas de violencia y robo. “Ellas contraían deudas por los cuartos de hotel, la comida y el transporte, que luego no podían pagar”, afirmó Kuredjian. “Es una situación similar a la de un hámster en una rueda. Por mucho que hicieran, nunca podían ponerse al día”.

Según el jefe de prensa, las mujeres se negaron a cooperar con las autoridades. “No sabemos si es por miedo o por una cuestión cultural”, afirmó. “Las víctimas hablan muy poco inglés; algunas no lo hablan en absoluto”.

Si son declarados culpables de conspiración para cometer tráfico de seres humanos, Hsin Chieh Wang y Hu enfrentarán un máximo de 24 años de prisión. Cui y Xia podrían ser condenados a un máximo de 14 años, y Yiwen Wang a un máximo de cuatro años. Los cinco sospechosos permanecen detenidos, con una fianza de $5 millones para cada uno.

Traducción: Valeria Agis

Si desea leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio