Anuncio
Share

Millonario contrato para la compra de cámaras corporales para los agentes del LAPD

El oficial del LAPD Jim Stover muestra su nueva cámara corporal en el cuartel general de la División Mission en el mes de agosto.

El oficial del LAPD Jim Stover muestra su nueva cámara corporal en el cuartel general de la División Mission en el mes de agosto.

(Al Seib / Los Angeles Times)

La Comisión de Policía de Los Angeles aprobó un contrato de cinco años y $31 millones de dólares entre el LAPD y Taser International para la adquisición de más de 6,000 cámaras corporales que, de ser aprobadas por la ciudad, harían que el departamento de otro paso a convertirse en el departamento más grande de los Estados Unidos en utilizar la tecnología a gran escala.

El contrato propuesto abarca 6,140 cámaras corporales Taser Axon -- así como las reposiciones y las actualizaciones -- junto con estaciones de acoplamiento, almacenamiento ilimitado de datos para las imágenes grabadas por los dispositivos y el mantenimiento, el soporte y la licencia para el sistema, según el acuerdo.

El contrato, el cual ahora será presentado ante el alcalde y el Concejo Municipal para su aprobación, también incluye 4,400 pistolas paralizantes.

El martes, los documentos presentados ante la Comisión de Policía mostraron que en total, el programa de cámaras corporales podría costarle a la ciudad más de $57 millones en los primeros cinco años. Además del contrato Taser de $31 millones, el LAPD dijo que necesitaría casi $26 millones 500 mil para cubrir otros gastos ocasionados durante el despliegue completo de las cámaras.

Esos costos incluyen los teléfonos celulares que les permitan a los oficiales revisar y ordenar las grabaciones de las cámaras en el campo y las actualizaciones de la infraestructura y la construcción para la instalación de equipos de acoplamiento para las cámaras en las estaciones del Departamento de la Policía de Los Angeles. El LAPD también planea crear una nueva unidad para encargarse de la capacitación de las cámaras, la resolución de problemas y otra asistencia técnica para los oficiales.

Se ha calculado que el primer año del programa costaría alrededor de $10 millones 300 mil dólares. Aproximadamente $5 millones 500 mil han sido cubiertos por el actual presupuesto fiscal de la ciudad y una subvención del gobierno federal, de acuerdo a los documentos del Departamento de la Policía de Los Angeles.

Maggie Goodrich, oficial jefe de información del LAPD, les dijo a los comisionados que el departamento reevaluaría su contrato con Taser International al término del acuerdo de cinco años.

Goodrich le dijo a The Times que si el contrato con Taser se finaliza pronto, el LAPD podría adquirir y utilizar más cámaras para finales de este año. El Departamento de Policía de Los Angeles espera tener todos los 7,000 dispositivos en las calles para finales del 2016.

En los últimos meses, Los Angeles ha atraído encabezados por su plan para colocar una cámara en cada agente.

El año pasado, el alcalde Eric Garcetti anunció los planes para comprar 7,000 cámaras para el uso de los oficiales de la policía de la ciudad.

Este otoño, el LAPD ya distribuyó 860 cámaras, adquiridas a través de fondos privados recaudados por el comisionado de la policía Steve Soboroff. Los oficiales de las divisiones Mission y Newton del departamento se encuentran entre los policías que ya han recibido las cámaras. A partir de la semana pasada, esas cámaras ya han grabado más de 64,000 videos totalizando cerca de 12,000 horas de grabación, informó el LAPD.

“Es una herramienta nueva, así que como cualquier herramienta nueva siempre hay lugar para las mejoras mientras se acostumbran a utilizar la tecnología nueva”, dijo Goodrich sobre los oficiales que utilizan las cámaras corporales. “Pero hasta ahora, estamos contentos”.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio