Anuncio
Share

Alguien está a punto de perder su premio de lotería de 63 millones de dólares, tiene hasta las 5 de la tarde de hoy

Un boleto de lotería que tiene un valor de 63 millones de dólares, fue vendido en un 7-Eleven en Chatsworth. El dueño del boleto tiene hasta mañana jueves para solicitar su premio.

Un boleto de lotería que tiene un valor de 63 millones de dólares, fue vendido en un 7-Eleven en Chatsworth. El dueño del boleto tiene hasta mañana jueves para solicitar su premio.

(California Lottery)

Como en el cuento de hadas en el que la carroza se convierte en calabaza, un boleto de lotería, con valor de 63 millones de dólares, podría convertirse en un insignificante pedazo de papel, cuando termina el plazo para que el poseedor del boleto, reclame su premio ante la Lotería de California.

El boleto ganador del sorteo SuperLotto Plus fue comprado en un 7-Eleven de Chatsworth en agosto del año pasado, y tiene que ser canjeado en la oficina de la Lotería de California.

Si el ganador no se presenta en las oficinas de la Lotería a más tardar a las 5 de la tarde de hoy jueves, entonces perderá la oportunidad de disfrutar de sus 63 millones de dólares.

“En este punto las posibilidades de que se presente el ganador son muy pocas”, dijo el vocero de la Lotería de California, Alex Traverso.

Nadie, ni siquiera con un boleto falso ha intentado presentarse a cobrar el premio, agregaron funcionarios de la Lotería.

La Lotería de California hizo un anuncio público en noviembre, indicando que el propietario del boleto ganador tenía 180 días para reclamar el premio de 63 millones de dólares. Ahora realmente el tiempo se está acabando.

El vocero de la Lotería indico que el boleto ganador fue vendido el 8 de agosto en una tienda 7-Eleven, ubicada en el 20871 de Lassen St. Los números ganadores son: 46, 1, 33, 30,16 con el numero Mega de 24.

Si el ganador no se presenta, este premio multimillonario se convertirá en el más grande que no ha sido reclamado en la historia del SuperLotto Plus de California. Actualmente el premio mayor no reclamado es de 28.5 millones, vendido en San Lorenzo, California en el 2003.

Sin embargo, si el ganador aparece antes de que cierren la oficina, tendrá la opción de recibir un pago único de $39.9 millones o recibir los 63 millones en pagos mensuales a lo largo de 30 años.

El dueño del negocio donde se vendió el boleto, de todas maneras recibirá un total de 315,000 dólares, aunque nadie se presente a reclamar el premio.

El vocero de la Lotería, dijo que todavía están esperando que se presente el ganador del boleto adquirido en el 7-Eleven de Chino Hills. En este caso, su boleto tiene un valor de nada más y nada menos que 528 millones de dólares. En este caso, el propietario tiene 180 días para reclamar su premio.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio