Anuncio
Share

Agentes del ICE no podrán entrar a escuelas, decide la Junta Escolar del LAUSD

Activistas de los derechos de los inmigrantes frente a la Casa Blanca en diciembre pasado en protesta por las redadas de deportación.

Activistas de los derechos de los inmigrantes frente a la Casa Blanca en diciembre pasado en protesta por las redadas de deportación.

(Shawn Thew / EPA)

Con una votación unánime el martes pasado la Junta Escolar se comprometió a no permitir que los agentes de inmigración (ICE), entren a buscar estudiantes indocumentados a las escuelas públicas del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles.

La nueva resolución no permite que el personal escolar autorice la entrada a ningún agente federal de Inmigración y Aduanas a las instalaciones escolares. Tampoco permite proporcionar información de los estudiantes si no cuentan con una autorización.

Funcionarios del ICE que tengan alguna razón para estar en la escuela - como aquellas escuelas que ofrecen programas de intercambio de estudiantes no inmigrantes - pueden visitar las instalaciones sólo después de que sus peticiones hayan sido aprobados por la superintendente y por los abogados del distrito.

Los miembros de la Junta Escolar señalaron que los agentes de inmigración no han llegado a las escuelas en busca de estudiantes indocumentados, pero buscan evitarlo.

Mientras que estén en la escuela los estudiantes no corren peligro de ser detenidos por los agentes de ICE.

La portavoz de ICE, Virginia Kice, dijo que esa agencia federal siempre ha considerado las escuelas y las iglesias como lugares seguros y “sensibles”, por eso no se llevan a cabo redadas en esos sitios.

Pero las familias no confían en la palabra de ICE y algunas expresaron su miedo a enviar a sus hijos a la escuela después de que ICE llevó a cabo una serie de redadas en todo el país el mes pasado, dijo Ref Rodríguez, miembro del consejo y copatrocinador de la decisión.

La resolución también otorga al superintendente 90 días para crear un plan para proporcionar recursos e información para las familias indocumentadas y de “estatus” mixto, incluyendo “una red de respuesta rápida para ayudar a los niños cuyos familiares han sido detenidos”.

La red busca establecer un procedimiento para saber lo que va a pasar con los estudiantes si ellos están en la escuela en el momento en el que alguno de sus padres sea detenido y/o deportado. Qué hacer si el contacto de emergencia no puede ser localizado, y si no hay nadie que pueda llegar a la escuela a recoger al estudiante.

El LAUSD está siguiendo el ejemplo de otros condados y distritos en el país - el Distrito Escolar Unificado de San Francisco a través de un comunicado le recordó a las familias que no se permitirá la entrada a las escuelas a funcionarios del ICE sin antes haber sido sometido a un “proceso de revisión a fondo”. Las autoridades del condado Montgomery, Md., enviaron un mensaje similar al gobierno de Obama dejándole saber que no iban a cooperar con los esfuerzos de deportación.

Aunque no hubo redadas en Los Ángeles el mes pasado, los residentes están preocupados porque la ciudad tiene una gran población de inmigrantes centroamericanos.

Así que para Rodríguez, la resolución es en parte, un gesto simbólico para decirle a las familias “estamos a favor de la seguridad de nuestros hijos”, dijo. “Estos son espacios seguros”.

Una de las principales preocupaciones para las familias es lo que pueda pasar con sus hijos en caso de ser detenidos durante el día y que su contacto de emergencia no esté disponible.

“Tenemos miedo de enviarlos a la escuela o incluso yo mismo tengo miedo de ir a la escuela de adultos”, dijo una madre a los miembros de la junta durante la reunión del martes. “Necesitamos hacer un plan. ¿Qué sucederá si me llevan?”

Es importante que las escuelas capaciten a los maestros y al personal para que puedan educar a los padres sobre sus derechos como inmigrantes, debido a que el ambiente en el hogar afecta al rendimiento escolar de los niños, dijo Victoria Domínguez, coordinadora de servicios de educación y política de CARECEN, una organización sin fines de lucro que lucha por los derechos de los inmigrantes.

Ser parte de una familia de estatus mixto que está preocupada por las deportaciones y el acceso a los recursos es “muy estresante”, dijo Domínguez. “Y el estrés no termina con los padres”.

A pesar de que la junta aprobó por unanimidad la resolución, el miembro de la junta George McKenna quiso saber más acerca de los límites que tendra el personal escolar. Por ejemplo, las escuelas no son capaces de ofrecer el mismo nivel de santuario que algunas iglesias prometen y ofrecen a las familias.

“Las escuelas funcionan así cuando la escuela está abierta”, dijo McKenna. "¿Pero somos un refugio seguro cuando la escuela está cerrada?”.

Algunos funcionarios del ICE visitan los campus escolares si las escuelas tienen estudiantes de intercambio con visas para estudiar en el extranjero en los Estados Unidos. Dan un vistazo a las escuelas para asegurarse que los planteles son lugares de aprendizaje legítimos. Sin embargo, durante estos controles, los funcionarios del ICE dijeron que no buscan ni solicitan información sobre estudiantes indocumentados.

“La ley FEDERAL requiere que ICE haga un seguimiento continuo de las escuelas y los estudiantes no inmigrantes mediante la recopilación de datos y la realización de visitas al sitio”, dijo Carissa Cuttrell, del Programa de Intercambio Estudiantil y Visas de ICE. Los distritos escolares que bloquen a estos funcionarios para que entren en los campus no serían elegibles para recibir estudiantes internacionales.

El presidente de la junta escolar Steve Zimmer dijo en una entrevista que el objetivo de la resolución es asegurar que las familias inmigrantes se sienten seguras en las escuelas, dijo también que no se verán afectados los programas de intercambio.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio