Anuncio
Share

#100días100noches: Las amenazas de una pandilla en las redes sociales crean temor

Un modesto altar para un hombre asesinado a balazos el sábado se encuentra en la intersección de la 81st y Hoover Street en el sur de Los Angeles el lunes.

Un modesto altar para un hombre asesinado a balazos el sábado se encuentra en la intersección de la 81st y Hoover Street en el sur de Los Angeles el lunes.

(Kent Nishimura / Los Angeles Times)

Las fotografías se publicaron en línea a principios de este mes después de que un hombre de 27 años de edad fue asesinado a balazos en el sur de Los Angeles. Una de ellas mostraba a un hombre exhibiendo una pistola cromada en el bolsillo de su chaqueta. En otra, un hombre joven sostenía una pistola en cada mano.

“Es mejor que despiertes”, escribió una persona en Instagram. “Hay una guerra en curso”.

“Esta área no es segura ahora”, publicó alguien más con un mapa mostrando una porción del sur de Los Angeles.

Las advertencias de un incremento en la violencia de las pandillas se intensificaron a través de las plataformas de las redes sociales este fin de semana después de que más de media docena de balaceras en el sur de Los Angeles dejaron a un hombre muerto y a 12 personas heridas.

Los mensajes crearon una cámara de eco en la cual era difícil determinar cuál era una amenaza real y cuál era sólo un rumor. Uno de los reclamos más incendiarios fue que una pandilla había prometido 100 días de violencia después de que el hombre de 27 años fue asesinado el 17 de julio, desatando hashtags alarmantes tales como #100días100noches y #OraporLosAngeles en Twitter y en otros sitios.

La policía dijo que estaban monitoreando el tráfico mientras intentaban sofocar la violencia. El jefe adjunto del LAPD, Bill Scott se reunió con los trabajadores de intervención de pandillas el lunes por la noche, diciéndoles que no había evidencia para corroborar las amenazas y pidiendo ayuda para calmar los temores.

“Tienes a personas cotidianas asustadas que no tienen nada que ver con el estilo de vida y cultura de las pandillas”, dijo Scott.

Los acontecimientos ponen de relieve la forma en cómo las plataformas de los medios de comunicación social, en los últimos años, han jugado un papel importante en la investigación de los crímenes de las pandillas, así como en el esfuerzo para reducir la violencia. Los investigadores y los trabajadores de intervención de pandillas dijeron que los miembros de las pandillas no dependen solamente de grafitear los costados de los edificios para enviar sus amenazas. Ahora, dijeron, los medios de comunicación social les permiten a las pandillas desafiar de forma directa a sus adversarios y esparcir rápidamente el miedo dentro de los vecindarios.

“Las rivalidades de las pandillas ahora son combatidas por medio de los insultos y las amenazas en las redes sociales”, dijo Robert Rubín, un trabajador de intervención comunitaria en el sur de Los Angeles.

Aqeela Sherrills, quien también trabaja en la intervención de pandillas, estuvo de acuerdo.

“Ahora el mensaje recorre la ciudad de forma más rápida”, dijo. “En el vecindario, todo viaja de boca en boca. Las redes sociales añaden un efecto cuántico”.

Sal LaBarbera, quien recientemente se jubiló después de pasar años investigando los asesinatos en el sur de Los Angeles, dijo que durante algún tiempo los detectives del LAPD han estado utilizando los medios de comunicación social en las investigaciones de las pandillas.

En una ocasión los detectives rastrearon a un sospechoso de asesinato después de que encontraron una foto de Facebook en la que salía sosteniendo una pistola, dijo LaBarbera. Los detectives fueron capaces de leer el número de serie de la pistola y determinaron que era el arma utilizada en el asesinato, dijo.

“Lo llaman ‘golpeando la pared’”, dijo. “Puedes colocar cualquier nombre, apodo o slang de una pandilla, escribirlo en Twitter, en Instagram, y puedes seguir a los miembros de las pandillas”.

El LAPD recientemente asignó a oficiales para monitorear los sitios web públicos en busca de mensajes sobre protestas, fiestas grandes o actividades que pudieran ser criminales.

El departamento dijo que los oficiales encargados de las pandillas descubrieron los rumores más recientes de violencia el martes pasado. Un memo interno enviado la semana pasada por el Sheriff a los oficiales los advirtió sobre las “platicas de los medios sociales” las cuales incluían fotos de pistolas y “discusiones acerca de 100 días y 100 [noches] de violencia/venganza”. El memo incluía imágenes, hashtags y cuentas de Instagram con “platicas significativas”.

El capitán del Sheriff, Steven J. Sciacca, quien dirige la estación del sur de Los Angeles del departamento, dijo que los investigadores todavía estaban evaluando los mensajes de los medios de comunicación social, pero no habían visto un incremento significativo en las balaceras desde que los mensajes comenzaron a circular.

Las balaceras que se realizaron en el área del LAPD la semana pasada y el sábado estuvieron concentradas en la División de la 77th Street del departamento, la cual cubre algunos de los vecindarios más violentos de la ciudad. La división vio seis tiroteos desde el jueves hasta el sábado. Los funcionarios del LAPD respondieron desplegando más oficiales al área para impedir los ataques de venganza y solicitaron la ayuda del clero local y los trabajadores de acercamiento de las pandillas.

Scott Decker, un profesor de criminología de la Universidad Estatal de Arizona quien ha estudiado el efecto de los medios de comunicación social sobre las actividades de las pandillas, dijo que los sitios web, tales como YouTube, Facebook o Instagram les permiten a los miembros de las pandillas faltarle el respeto más fácilmente a sus rivales.

“Es la versión del siglo XXI de pintar grafiti sobre el costado de un edificio... pero es mucho más seguro porque no tienes que entrar en territorio enemigo”, dijo. “Permite la publicación de amenazas desde una distancia segura, las cuales si fueran llevadas a cabo en persona, darían lugar a represalias inmediatas”.

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio