Anuncio
Share

‘Hubo mucha cocaína esa noche’: drogas y alcohol precedieron un tiroteo fatal en Glendale

‘Hubo mucha cocaína esa noche’: drogas y alcohol precedieron un tiroteo fatal en Glendale

La policía de Glendale investiga la escena en la que un hombre fue encontrado muerto a balazos en un patio frontal, al 1600 de Midway St. en Glendale, el sábado 25 de junio de 2016 (Raul Roa / fotógrafo de planta).

Alcohol, drogas y una discusión durante una noche de fiesta fueron presuntamente el preludio a un tiroteo fatal en Glendale el pasado junio, según testimonios judiciales.

Laquan Dontae Parker, residente de Suisun City, de 25 años de edad; y Brandon Jamal Perkins, de 26 años y domiciliado en Stockton, se presentaron en la corte el jueves por la tarde para el primer día de audiencias preliminares derivadas de la muerte de Phillip Niles Jr, ocurrida el 25 de junio de 2016.

El tiroteo tuvo lugar cerca de un complejo de departamentos al 1700 de North Verdugo Road, aproximadamente a las 3:30 a.m., luego de que Niles presuntamente discutiera con la novia de Parker, Dezerae Lyons, de 18 años, y otra mujer de la misma edad, llamada Daniela Elaine Love.

Anuncio

Tanto Lyons como Love testificaron el jueves que la pelea ocurrió luego de que Niles descubrió que ambas eran actrices porno. “Dezerae y Philip comenzaron a pelear porque [él] la llamó prostituta; yo le decía a su amigo que lo calmara, porque nos estábamos divirtiendo”, afirmó Love.

Las mujeres declararon por separado que los tres se habían conocido ese viernes en el club nocturno Argyle, en Hollywood. Lyons y Love sólo habían tenido contacto por redes sociales de antemano, mientras que Niles se encontró con ellas en el club, donde había acudido con amigos.

Love testificó que ella, Lyons, Niles y sus amigos habían bebido mucho esa noche. Remarcó que Lyons y Niles “habían liado”, y esto fue corroborado por Lyons.

El grupo se trasladó del club a un departamento en Glendale, donde vivía un amigo de Niles. “Primero, cuando llegamos allí, todo estuvo bien”, detalló Lyons. “Estábamos pasando el rato, bebiendo, y luego [Niles] sacó cocaína. Consumimos mucha coca esa noche”.

Anuncio

Lyons remarcó que la noche “se descontroló” cuando Love mencionó que las dos mujeres trabajaban en la industria del porno, lo cual llevó a Niles a insultarlas. Luego de discutir durante 45 minutos, Lyons llamó a Parker para que las pasara a buscar por el departamento.

Las mujeres abandonaron el complejo pero Niles las siguió para continuar la discusión, precisó Lyons. Cuando llegaron a la calle encontraron el coche que pertenecía a Lyons, sin ocupantes y estacionado cerca del departamento. Cuando ingresaron al vehículo, Parker y Perkins salieron de unos arbustos cercanos con armas de fuego. Niles los confrontó a los dos.

“Primero sólo hablaron, pero Phillip estaba tan… la palabra que voy a usar es ‘drogado’. Estaba muy pasado de coca”, testificó Lyons. “Comenzó a portarse como un racista, a actuar como un loco y a hacer comentarios muy malos”.

La policía recibió por primera vez reportes de disparos en el vecindario cerca de las 4 a.m., afirmó el sargento Robert William, de la policía de Glendale, quien también precisó que Niles había recibido varios disparos y corrido una breve distancia antes de colapsar frente a una casa ubicada al 1600 de Midway Street.

Parker y Perkins fueron arrestados más tarde ese día y acusados de un cargo de asesinato, posesión de arma de fuego por un delincuente con condenas previas y portación de arma de fuego cargada y robada, según la oficina del fiscal del condado de L.A.

Ambos habían sido recogidos en un hotel en Monrovia, donde se alojaban con Lyons. Dos pistolas se recuperaron en el lugar, informó la policía.

Si bien Love no pudo recordar qué había ocurrido durante la confrontación del hombre y quien disparó, Lyons dijo que Parker fue el único que había disparado mientras Parker miraba la escena. “Escuché cinco disparos… [Parker] se subió al auto como si nada y literalmente se marchó”, afirmó Lyons. “Creo que Daniela y yo éramos las únicas en estado de shock… A nadie más parecía importarle lo que había ocurrido”.

Nicholas Tucker, un conocido de Niles quien estaba en el club nocturno y ocupante del departamento donde el grupo se dirigió esa noche, disputó partes de los testimonios de las jóvenes y declaró el viernes en la corte que Niles y Lyons no habían intimado entre sí. Además, negó que alguien hubiera consumido drogas en su departamento. Tucker sí admitió que todos habían bebido fuertemente y fumado de un narguile, pero que no habían consumido cocaína.

Anuncio

También remarcó que la pelea entre Niles y una de las chicas -no pudo recordar cuál- había sido sólo un ‘ida y vuelta’, que había durado apenas unos pocos minutos. Durante su testimonio, Tucker mencionó repetidamente que Niles estaba “confundido y frustrado” esa noche, pero no pudo precisar las razones y tampoco pudo confirmar por qué Niles se había marchado del departamento.

Varios testigos más declararon durante dos días, entre ellos los oficiales que respondieron al tiroteo y un espectador que presenció los hechos desde cerca.

Parker y Perkins deberán presentarse ante el tribunal el 28 de febrero para una conferencia previa al juicio. Si son condenados se enfrentarán hasta a 50 años de prisión perpetua y cada uno deberá pagar una fianza de $3 millones de dólares.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis


Anuncio