Anuncio
Share

Demandan a proveedores de suministros biológicos por venta de tejido fetal a precios ilegales

Demandan a proveedores de suministros biológicos por venta de tejido fetal a precios ilegales

Tony Rackauckas, fiscal de distrito del condado de Orange, en una conferencia de prensa en Santa Ana, en febrero pasado (Nick Ut / Associated Press).

La oficina del fiscal de distrito del condado de Orange demandó a dos compañías de suministros biológicos, acusándolas de vender células y tejidos fetales a empresas farmacéuticas e instituciones académicas a precios ilegales para la actividad.

El pleito, presentado este miércoles, menciona a DV Biologics y su compañía hermana, DaVinci Biosciences, del condado de Orange, como demandadas. El documento exige que las empresas abandonen la venta de tejidos y células fetales y que reembolsen a los investigadores quienes, sostienen, pagaron en exceso los productos.

El abogado que representa a ambas firmas sostuvo que éstas no habían hecho nada malo y que la demanda se debe a “cuestiones de contabilidad”.

El pleito alega que las empresas obtenían fetos abortados de Planned Parenthood y vendían tejidos y células madre de éstos, con los cuales ganaron cientos de miles de dólares entre 2009 y 2015.

Anuncio

Las leyes federales y estatales permiten la donación de tejido fetal para la investigación, pero prohíbe su venta más allá de ciertos límites estrictos, tales como tasas por gastos de procesamiento y manejo.

En algunos casos, las compañías cobraron hasta $700 un vial de tejido que les había costado apenas $20 procesar, según los fiscales. “El negocio era lucrativo”, afirmó Tony Rackauckas, fiscal de distrito del condado de Orange, el miércoles por la mañana. También sostuvo que el tejido se vendía a compradores en Norteamérica, Asia, Europa y Australia.

Rackauckas precisó que su oficina investigó la posibilidad de plantear un caso criminal, pero que la ley no prevé sanciones penales por las acusaciones dadas. También informó que no hay evidencia de que las empresas hayan intercambiado dinero con Planned Parenthood, o que hubiera algún acto ilegal entre ambas. Un representante de Planned Parenthood afirmó que la organización no estaba involucrada en el caso y que no haría más comentarios.

La demanda alega que las compañías “fijaban sus precios lo más alto posible, en un esfuerzo por maximizar sus beneficios”. El personal de ventas y marketing a veces empleaba descuentos y cupones para cumplir sus objetivos, detalla el documento. Rackauckas manifestó que las empresas fijaban precios de venta “arbitrariamente”, con descuentos del 50% para compras al por mayor y del 25% en “ofertas de verano”.

Anuncio

Conforme los fiscales, DaVinci Biosciences se formó en 2007, mientras que DV Biologics en 2009. La demanda detalla que ambas empresas funcionaban en Costa Mesa, pero ahora operan desde una oficina ubicada en Old Canal Road, en Yorba Linda.

El pleito menciona que DaVinci Biosciences es propiedad de Andrés Isaías, Luis Isaías and Estéfano Isaías, mientras que DV Biologics pertenece a Andrés y Luis Isaías.

Michael Tein, el abogado que representa a ambas firmas, señaló que sus clientes cumplían con las regulaciones y que nunca especularon. “Sus científicos trabajan día y noche para descubrir tratamientos médicos basados en células y mejorar la calidad de vida de pacientes que sufren de cáncer, Alzheimer y otras enfermedades mortales”, detalló vía email.

También señaló que los envíos de materiales biológicos se efectuaron sólo a otros científicos que trabajaban con universidades y laboratorios totalmente acreditados. “Se trata de una demanda civil sobre cuestiones de contabilidad”, dijo Tein. “Esperamos poder explicar la historia completa en la corte”.

Si desea leer la nota en inglés, haga clic aquí.

Traducción: Valeria Agis


Anuncio