Anuncio

California se prepara para una tormenta única en la década. Se esperan avalanchas, inundaciones y fuertes nevadas

No importa dónde vayan las personas este fin de semana en el norte de California, el río atmosférico, o “Pineapple Express”, estará allí, aseguran los meteorólogos.

No importa dónde vayan las personas este fin de semana en el norte de California, el río atmosférico, o “Pineapple Express”, estará allí, aseguran los meteorólogos.

(Los Angeles Times)

Los viajeros de la Sierra atrapados por las tormentas consecutivas que arrojaron más de dos pies de nieve tendrán una breve ventana para salir de allí antes de un sistema meteorológico que los meteorólogos consideran tan húmedo que lo han bautizado como un “río atmosférico”.

Se esperan hasta 12 pulgadas de lluvia debajo de los 8,500 pies, y enormes cantidades de nieve -hasta seis pies- por encima de dicha altura. Una quinta tormenta, más fría y dos días después, traerá nieve aún más pesada.

“Es un evento que ocurre una vez cada 10 años”, afirmó Zach Tolby, del Servicio Meteorológico Nacional en Reno. “Es la tormenta más fuerte que hemos visto en mucho tiempo; el tipo de sistema que trae inundaciones masivas”.

Colfax está listo para ello. “Es algo para lo cual nos hemos preparado; va de la mano con la nieve”, afirmó Wes Heathcock, director de servicios comunitarios para el pequeño pueblo del condado de Placer que tiene quizás una de las rampas de la Interestatal 80 más usadas en el Norte de California en días de nieve.

Cuando las condiciones se vuelven demasiado peligrosas, la Patrulla de Carreteras de California (CHP) cierra normalmente la Interestatal 80 en Colfax, tal como ocurrió el miércoles durante una tormenta que también generó una colisión de un coche y un tráiler. Ubicado en una elevación de 2,400 pies, el lema oficial de Colfax es “sobre la niebla, por debajo de la nieve”.

Las opciones para los viajeros varados son escasas en esta ciudad ferroviaria del Lejano Oeste, cuya mención más famosa es una referencia de paso rápido en “La vuelta al mundo en 80 días”, de Julio Verne. Ni siquiera Phileas Fogg se detuvo aquí.

Apenas hay un Starbucks y un único motel. “Los turistas son bienvenidos a gastar algún dinero en Colfax, pero generalmente uno ve que retroceden, tratan de localizar hoteles más cerca del Valle de Sacramento”, afirmó Heathcock.

No importa dónde vayan las personas este fin de semana en el norte de California, el río atmosférico, o “Pineapple Express”, estará allí, aseguran los meteorólogos. Tolby afirmó que la tormenta será equivalente al río atmosférico que impactó el norte de California hace una década y causó $300 millones en daños, según el U.S. Geological Survey.

Los angelinos seguramente recuerdan esa tormenta de 2005 porque fue la primera vez que llovió en el Rose Parade en 51 años. Sin embargo Tolby, quien vive en Lake Tahoe, rememora el hecho de modo diferente. “Fue bastante salvaje. Estuve aquí en 2005 y fue la lluvia más fuerte que he visto en mi vida. No paró en 24 horas”, afirmó.

La tormenta podría traer 36 horas seguidas de fuertes lluvias a la zona comprendida entre Mammoth Mountain hasta Susanville, estimó Tolby.

En las montañas, la lluvia podría acumularse sobre la nieve y desencadenar el derretimiento temprano de ésta, llenando de agua adicional las cuencas, ya bien alimentadas después de la semana de lluvias. “Una combinación de lluvia intensa en suelos saturados dará lugar a una escorrentía excesiva”, detalló el Servicio Meteorológico Nacional en su pronóstico para el fin de semana.

Se espera que los ríos Carson, Truckee y Susan se colmen y las comunidades cercanas queden gradualmente aisladas si el diluvio desencadena caudales de lodo y deslizamientos de rocas.

En el Parque Nacional Yosemite, las autoridades advierten a los visitantes que verifiquen con el parque antes de dirigirse allí; la tormenta podría cerrar Yosemite si el río Merced se desborda, afirmaron.

De regreso en Colfax, la ciudad se prepara para los viajeros tradicionalistas que creen que la solución a los pasos de nieve bloqueados es hallar otra ruta hacia el mismo lugar. “Porque todos tenemos esta maravillosa herramienta llamada GPS ahora”, sostuvo Heathcock.

Desde Colfax, la Autopista 174 hace un largo bucle hasta las estrechas y cerradas vueltas de la Autopista 20, depositando eventualmente a los conductores en el centro. Allí toman la Interestatal 80 en Yuba Pass, justo antes de Donner Summit.

Durante la tormenta del miércoles, el equipo de obras públicas de la ciudad se unió al sheriff y a la CHP para patrullar ese camino y evitar que los conductores tomen el desvío. “No es una opción viable… Sólo agrega más problemas al que ya existe”, remarcó Heathcock.

Dicha tormenta arrojó hasta dos pies de nieve en menos de 24 horas en la cuenca Tahoe; con nevadas de hasta dos pulgadas por hora durante algunos momentos.

El Sierra Avalanche Center reportó una ligera mejora en las condiciones y el riesgo de avalanchas bajó a “considerable”.

Los residentes de la Sierra se preparan para un tercer episodio, que traerá hasta 12 pulgadas de lluvia por debajo de los 8,500 pies y más nieve por encima de ello. Un cuarto sistema de tormentas se extenderá por el norte de California dos días después; luego de ello, otro sistema de lluvias llegará al norte de California el martes.

Traducción: Valeria Agis

Para leer esta historia en inglés haga clic aquí


Anuncio