Anuncio
Share

Los Lakers quieren ganarse el respeto de la liga a punta de trabajo

Los Lakers quieren ganarse el respeto de la liga a punta de trabajo.

Los Lakers quieren ganarse el respeto de la liga a punta de trabajo.

(Jayne Kamin-Oncea / USA Today Sports)

Los Lakers tenían un récord de 1-3 mientras se preparaban para los Hawks en Atlanta.

Los entrenadores leyeron una nota en la que los Hawks dijeron que enfrentarían una parte “suave” de su calendario.

Antes de ese juego, el cuerpo técnico mostró a su equipo esa historia. Ellos se encargaron de que el mensaje fuera claro: los Lakers no son un equipo suave o una salida fácil. Pero les guste o no, esto es como el mundo del deporte los veía.

Solo había una manera de cambiar esa percepción. Los Lakers tendrían mucho trabajo delante de ellos para lograrlo.

“Vemos todo tipo de notas, reportajes, que dicen que vamos a terminar de últimos en la liga”, dijo el guardia del quinteto angelino, Jordan Clarkson. “Lo tomamos de manera personal… fue algo ofensivo y queremos dejarles ver que están equivocados”.

Los Lakers han demostrado hasta ahora mucho corazón y talento.

El domingo pasado, los Lakers vencieron a los Suns de Phoenix y mejoraron hasta ese entonces su récord de 4-3. Hacía mucho rato que los Lakers no ganaban tres juegos seguidos, desde el 2013.

Ahora, los Lakers tienen que mantenerse enfocados. Deben asegurarse de que, si logran seguir teniendo ese tipo de rachas, no tengan un exceso de confianza, porque eso puede causarles caídas más severas.

“Lo que más me preocupa es que dejas de hacer las cosas pequeñas que te permiten ganar”, dijo el entrenador del equipo, Luke Walton. “Cuando te confías, dejas de jugar y competir de igual forma. Es parte del progreso natural cuando los equipos logran rachas. Cuando ganas, de alguna manera tapa los errores que cometes. Trataremos de hacer lo mejor posible para seguir señalando muchos de esos errores y crecer como equipo”.

El crecer y el desarrollo son los elementos que Walton quiere abarcar esta temporada. Sus jefes esperan lo mismo. Sí, ellos quieren ganar más, pero el futuro es más importante.

Walton convenció a sus jugadores de creer en su filosofía defensiva, incluso a Nick Young, conocido más por su ofensiva.

Los guardias relevistas Lou Williams y Clarkson también creen en la mentalidad de que sus roles serían importantes proviniendo desde la banca, y lo han hecho de esa forma.

“Lou dijo el otro día que atravesaría una pared, si era necesario, por su entrenador”, dijo Clarkson. “Él está haciendo un gran trabajo. Queremos ganar por él y por nosotros”.

En las últimas dos temporadas, ganaron 21 juegos en 2014-15 y 17 en 2015-16. Por ello, las expectativas ahora son más altas.

LOS PARTIDOS

Lakers vs. Pelicans

Sábado, 4 p.m., en Smoothie King Center de New Orleans, Spectrum Deportes/1330 AM

Lakers vs. Timberwolves

Domingo, 4 p.m., en Target Center de Minneapolis, Spectrum Deportes/1330 AM


Anuncio