49 muertos en ataques terroristas en dos mezquitas en Nueva Zelanda

Un hombre con armamento de estilo militar abrió fuego en dos mezquitas en Nueva Zelanda el viernes, matando 49 personas, dijeron las autoridades, en el incidente de asesinato masivo más grande de la historia de esa nación.  

“Este es uno de los días más oscuros de Nueva Zelanda”, dijo la primer ministro Jacinda Ardern, quien dio los números preliminares de muertos en la tarde del viernes. Por lo menos 20 más fueron seriamente heridas, dijo.

“Es claro que esto solo puede ser descrito como un ataque terrorista”, dijo.  

Un hombre que se responsabilizó por los tiroteos, dejó un manifestó anti-inmigrante de 74 páginas en el que él explicó quién era él y sus motivos.  

El hombre publicó parte del video del ataque en redes sociales. Una porción del video muestra al hombre manejando a una mezquita y sacando armamento estilo militar –cubiertos con escrituras en blanco-  de su maletero de su auto antes de caminar a la entrada de la mezquita.

Tres hombres y una mujer están en custodia, dijo el comisionado de la policía Mike Bush al mediodía del viernes.  Pero, agregó, “no estamos asumiendo que esto está contenido”.

Bush dijo que la policía desactivó un número de explosivos improvisados que fueron encontrados en vehículos después de los ataques a las mezquitas.

La policía está movilizando “cada recurso policial nacional” para “mantener a la gente segura”, dijo.  

El comisionado de la policía emitió un mensaje a los musulmanes neozelandesa: “Quiero pedirle a cualquiera que estaba pensando en asistir a una mezquita en cualquier lugar de Nueva Zelanda hoy, no ir, que cierren sus puertas hasta que oigan de nosotros nuevamente”.

Muchos musulmanes asisten a las mezquitas para sus oraciones los viernes.

La policía se apresuró a la parte central de la ciudad por reportes de tiroteos a la 1:40 p.m., hora local, dijo la policía de Nueva Zelanda en su cuenta de Twitter. Diez personas fueron asesinadas en una mezquita cerca de Hagley Park y no muy lejos de ahí, 30 más fueron asesinadas en la Mezquita Linwood, según la primer ministro.   

Algunos de esos blancos pudieran haber sido migrantes, dijo Ardern, o refugiados.

“Ellos somos nosotros”, dijo ella. “La persona que ha perpetuado la violencia en contra nuestra no lo es”.  

El testigo Len Peneha dijo que él vio a un hombre vestido de negro entró la mezquita Masjid al Noor y entonces escuchó docenas de disparos, seguidos por personas que corrían de la mezquita horrorizadas.  

Peneha, quien ha vivido junto a la mezquita por cerca de cinco años, dijo que el hombre corrió de la mezquita, dejó caer lo que parecía ser una arma semiautomática en frente de su casa y continuó corriendo”.

Peneha dijo que él fue a la mezquita para tratar de ayudar.

“Vie gente muerta en todos lados”, dijo. “Habían tres en el pasillo, en la puerta que daba a la mezquita, y la gente dentro de la mezquita”.

“Es increíblemente loco. No entiendo cómo alguien puede hacer esto a estas personas, a cualquiera. Es ridículo”.  

Ahmed al Mahmoud le dijo a reporteros que él estaba adentro de la mezquita cuando un hombre armado que vestía una indumentaria estilo militar, que incluía un casco, rocío el interior con balas. Al Mahmoud, cuya mano estaba sangrando, dijo en un video de un sitio de noticias de Christchurch que él y otros escaparon al romper una ventana en una puerta.  

La Linwood Masjid, a pocas millas de distancia, también fue atacada.  

Mushfiqur Rahim, un miembro del equipo de cricket de Bangladesh, tuiteó que el equipo, que estaba en la ciudad para una competencia, estuvo adentro de una de las mezquitas durante el ataque.  

Oficiales del equipo de cricket de Nueva Zelanda confirmó que “los dos equipos y grupos de apoyo están salvos y sanos”.

Tiroteos en masa son extremadamente raros en Nueva Zelanda, siendo la masacre de Aramoana de 1990 la más conocida, cuando un hombre asesinó a 13 personas en un pueblo costero. La peor masacre antes de esa fue en 1941, cuando un hombre mató a seis oficiales de la policía.  

Bush, el comisionado de la policía, habló de las extraordinarias circunstancias.  

“Estamos lidiando con una situación sin precedentes en Nueva Zelanda”, dijo. “Es muy grave, es muy serio”.

Él dijo que había visto el video en las redes social.  “Es muy perturbador. No debería estar en el dominio público. Y vamos a hacer todo lo posible para removerlo”.

El director de política de Facebook Australia-Nueva Zelanda, Mia Garlick, dijo que los videos fueron bajados, según el periódico New Zealand Herald.

“La policía de Nueva Zelanda nos alertó de un video en Facebook poco después de que la transmisión en vivo comenzara y lo removimos rápidamente de las cuentas de Facebook y de Intagram del tirador”, dijo ella.  

El primer ministro australiano Scott Morrison confirmó que una de las cuatro personas fue tomada en custodia en los ataques a la mezquita es un australiano.

El hombre que tomó responsabilidad por el tiroteo dijo en su manifestó que él era un australiano de 28 años que fue a Nueva Zelanda solo para planear y entrenar para el ataque. Morrison dijo el viernes que las autoridades australianas estaban ayudando con la investigación.  

Los escritores del Times Matt Pearce y Rebecca Bryant contribuyeron a este reporte.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°