Anuncio
Share

Yo represento un cambio.- Ricardo Anaya

Ricardo Anaya se instala en la eventualidad de perder la elección del 1 de julio, de tener que escoger entre José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador.

Ricardo Anaya se instala en la eventualidad de perder la elección del 1 de julio, de tener que escoger entre José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador.

(agencia reforma)

Ricardo Anaya se instala en la eventualidad de perder la elección del 1 de julio, de tener que escoger entre José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador.

Con cuatro palabras sortea la interrogante: “ninguno de los dos”.

El abanderado presidencial de la alianza Por México al Frente --PAN-PRD-MC-- asegura en entrevista que él representa la opción del cambio frente a la continuidad que enarbola Meade o el tipo de cambio que ofrece López Obrador.

“Lo que nosotros estamos planteando es un cambio de régimen, y un cambio de régimen implica romper el pacto de impunidad”, sostiene.

A una semana de que la militancia panista vote en una interna para ratificar al queretano como su candidato --y por ende el PRD y MC--, Anaya hace un balance de la precampaña.

“Estoy muy contento, hemos avanzado muchísimo en prácticamente todos los indicadores que nos planteamos crecer: en nivel de conocimiento, en que ciertos atributos fueran conocidos por la población y, por supuesto, lo que tiene que ver con intención de voto”.

--Nos tenías de algún modo acostumbrados a un joven arrojado, a un joven audaz, y veo ahora ahora a un precandidato tímido...
No, creo que ha sido una precampaña en donde ha habido oportunidad de plantear con claridad los términos de la elección. Yo estoy convencido de que el PRI ha sido profundamente corrupto e ineficaz y que por lo tanto se deben de ir; pero lo digo además con los datos y con las cifras en la mano.

--¿Resumirías la estrategia en tratar de asegurar la segunda posición y tratar de asegurar el Frente?
Más simple que eso: la estrategia es ganar. Hemos avanzado muchísimo, hemos dejado atrás de manera muy franca al PRI, los veo desplomados en las encuestas, en las cifras que tenemos, y estamos en una contienda que va a ser de tipo de cambio. Porque lo que es un hecho, es que ocho de cada diez mexicanos quieren un cambio. La pregunta es qué tipo de cambio.

Además de pugnar por un gobierno de coalición, el panista busca que el Legislativo reforme el artículo 102 constitucional para dar paso a una Fiscalía General autónoma e independiente. De esa oferta de campaña se vale para cuestionar a López Obrador, que apenas la semana pasada presentó ternas para esa Fiscalía.

“Me sorprende enormemente que López Obrador haya decidido promover ternas, cuando justamente el espíritu del 102 es que surja del Legislativo la convocatoria, sin la intervención del Ejecutivo y mucho menos de un candidato, justamente para que la fiscalía general y las fiscalías especiales, sobre todo la anticorrupción, sean profesionales, capaces, pero sobre todo autónomas e independientes”.

Anaya enumera sus principales propuestas de Gobierno: combate a la corrupción, pobreza y desigualdad, combate a la impunidad, una economía que crezca --"pero que crezca para todos"-- y recuperar la paz y tranquilidad en el país. Se va a requerir un cambio de estrategia.

--¿Por qué te abominan tanto en el PRI y en el Gobierno?
--Porque justamente lo que nosotros estamos planteando es un cambio de régimen, y un cambio de régimen implica romper el pacto de impunidad, entre otras cosas...

--Me llama la atención el carácter, el tono con que tan han dedicado varias ofensivas desde el PRI, no sólo por la natural competencia que les representas, sino que veo un ingrediente a veces de índole personal...

Se sienten amenazados porque hay condiciones para lograr este cambio, porque nosotros vamos en serio. Vamos por un cambio a fondo. Cuando nosotros hablamos de romper el pacto de impunidad, podemos sostener que donde ha ganado nuestra coalición ha ocurrido, como está sucediendo hoy en Chihuahua, como ha sucedido en Veracruz, en Quintana Roo...

--Dices que el PRI se ha desfondado. En tu opinión, José Antonio Meade ¿no es más que un precandidato testimonial de una competencia donde no participa?
Más que dar una opinión subjetiva, me remito a los datos, a las cifras: el PRI y su candidato se desfondaron, la gente no quiere que siga gobernando el PRI y no quieren a ese candidato como presidente de la República... más allá de cualquier visión subjetiva que yo pudiera tener.

--Prácticamente desde el 88 el PAN y el PRI han actuado políticamente aliados y electoralmente confrontados. ¿Qué te hace diferente a ti de José Antonio Meade?
Todo: que él representa la continuidad de este régimen que ha sido profundamente corrupto e ineficaz. Y que yo represento un cambio. El dilema, la gran pregunta de esta elección es: ¿queremos seguir con más de lo mismo? O queremos un cambio. Ocho de cada diez responden cambio...

La segunda gran pregunta es qué tipo de cambio: ¿un cambio de ideas antiguas, viejas, como las que plantea López Obrador, de pactar con los criminales para resolver el problema de la inseguridad?

--¿Qué te hace diferente de López Obrador?
El tipo de cambio que estamos proponiendo. Él tiene ideas ya muy antiguas: esto de construir seis nuevas refinerías. Eso habría hecho sentido hace un par de décadas. Hoy, cuando una refinería vale, calculando por las seis refinerías, te gusta, 700 mil millones de pesos. No hace ningún sentido cuando todos sabemos que viene una disrupción fuertísima de vehículos eléctricos, que para 2024 va a valer lo mismo un vehículo de gasolina que uno eléctrico. Que va a empezar un fuertísimo declive en el consumo de gasolina.

--Si llegado el caso la campaña del joven Ricardo Anaya no prospera, no alcanza la Presidencia de la República, ¿por quién optarías? ¿Quién te gustaría más? ¿Andrés Manuel López Obrador o José Antonio Meade?
No te va a gustar la respuesta, pero te tengo que contestar con la verdad: ninguno de los dos.

--Llegado el caso de que ganas, ¿cuál es tu primer acto de gobierno?
--Trabajar sobre estas seis prioridades.


Anuncio