Anuncio
Share

¿Vive una funcionaria en el país equivocado? En un país de obesos dice que ‘los gorditos no son felices’

La titular del Instituto Municipal de la Mujer de Durango, María Martha Palencia, dijo que las "personas gorditas" no eran felices durante su participación en las jornadas "Hacer México" de la Casa Lamm.  
(agencia reforma)

La titular del Instituto Municipal de la Mujer de Durango, María Martha Palencia, dijo que las “personas gorditas” no eran felices durante su participación en las jornadas “Hacer México” de la Casa Lamm.

En entrevista, la funcionaria detalló que sus dichos no trataban de hacer sentir mal a nadie después de haber hablado durante la ponencia “Mujer y salud. Una gran oportunidad ciudadana”.

“A las cosas hay que decirles por su nombre. No se trata de hacer sentir mal a las gentes pero sabemos muy bien que los gorditos no son felices, no conozco ni una gordita ni un gordito feliz, cuando estamos subiditos de peso sí nos deprimimos”, expuso la funcionaria quien también se desempeña como médico psiquiatra.

Al referirse a los problemas de obesidad que predominan en el País, Palencia expuso que las mujeres gordas no son felices y que tienen más riesgo de morir a causa de un ataque al corazón, así como que los efectos de las enfermedades de transmisión sexual pueden ser más graves en ellas.

La funcionaria también se refirió a los altos índices de embarazo en adolescentes que predomina a nivel nacional y ejemplificó que, a veces, una mujer educada en el TEC sale embarazada del “cholo de la esquina”, demostrando que tiene una falta de autoestima.

Además, señaló que muchas mujeres salen a trabajar en puestos terciarios vendiendo gorditas o tortas, cuando deberían estar en puestos que les permitan ser tomadoras de decisiones de la política pública.

“Hay muchas haciendo gorditas, muchas haciendo tortas, hay muchas lavando ahorita pero realmente queremos que están en la toma de decisiones. Las políticas públicas están hechas por hombres cuando seríamos nosotras las indicadas para hacerlas porque sabemos lo que sentimos al ser violentadas”, afirmó la titular del Instituto.

También justificó haber usado la palabra cholo.

“En Durango, se usa la palabra cholo como sinónimo de grupo de gente con ciertas características y sabemos que los cholos son personas que muchas veces no asisten a la escuela.

“Lo hice para referir a que quizá muchas chicas se embarazan en la etapa de la adolescencia de muchachos que no tienen estudios, que están solamente en las esquinas, o lo que es conocido “qué en México como Ninis, ni estudian ni trabajan”, señaló la funcionaria.

Asimismo, subrayó que sus declaraciones fueron para evidenciar que muchas veces las mujeres no tienen un nivel de autoestima y educación que las lleve a pensar que tienen otras aptitudes y, que no solamente, están para casarse o tener hijos, sino también en la toma de decisiones.

Es muy importante, añadió, que las mujeres se preparen y no solo lo hagan en MMC (Mientras Me Caso), sino preocuparse por aumentar su patrimonio cultural y económico para que al elegir una pareja no lo hagan solo como un modus vivendi.

En tanto, los dichos de la directora del Instituto fueron cuestionados por la licenciada en Relaciones Internacionales Paulina Arriana Carrasco, quien trabaja en una consultoría en temas de salud.

“Que usted se refiera al cholo de la esquina o a que la mujer gorda no es feliz, discúlpeme pero el feminismo no se trata de la niña que evolucionó y estudió contra el cholo de la esquina y, para avanzar contra el machismo, necesitamos cortar contra todo machismo de ese tipo”, indicó Arriaga.

Además, la licenciada en Relaciones Internacionales explicó que las expresiones de la funcionaria le parecieron inapropiadas por el cargo que desempeña.

“La doctora Palencia viene como representante del Instituto de la Mujer de Durango y sí me llamó mucho la atención un discurso en el que hace solamente válido un modelo de ser mujer. Ella mencionó que la esposa del Presidente Municipal tenía maestrías y que era una persona muy sólida pero las maestrías no nos dan una solidez mayor a las mujeres que hacen quesadillas.

“No todas las mujeres quieren, pueden o desean llegar a un puesto de toma de decisión como en el que está la doctora Palencia, no es el único modelo a seguir”, agregó Arriana.


Anuncio