Anuncio
Share

Pide IMSS ley para cuidar sus finanzas

Para garantizar la viabilidad financiera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el mediano y largo plazo, es necesario no generarle obligaciones adicionales sin señalarle fuente de fondeo y promover, a nivel de ley, una regla de equilibrio financiero, afirmó Mikel Arriola, director general de dicha dependencia.
(agencia reforma)

Para garantizar la viabilidad financiera del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el mediano y largo plazo, es necesario no generarle obligaciones adicionales sin señalarle fuente de fondeo y promover, a nivel de ley, una regla de equilibrio financiero, afirmó Mikel Arriola, director general de dicha dependencia.
En comparecencia ante la Comisión de Seguridad Social del Senado de la República, en el marco del Quinto Informe de Gobierno, el titular del IMSS aseguró que la viabilidad financiera del Instituto está garantizada a 2020 debido a medidas implementadas de control de gasto que permitieron que 2016 fuera el primero de los últimos ocho años donde no se utilizaron reservas para financiar al Instituto y se logró un superávit de 6 mil 388 millones de pesos.
No obstante, planteó que, para garantizar esa viabilidad por lo menos hasta 2035, se requiere no asignarle nuevas obligaciones al IMSS sin especificar la fuente de financiamiento.
Además, dijo, se tendría que promover una regla de equilibrio financiero con la finalidad de que cualquier director general del IMSS que pretenda gastar más de lo que ingresa al Instituto tenga que justificar dicho gasto.
“Esto ya lo aprobó el Consejo del IMSS, pero si lo elevamos a rango de ley general, me parece una buena idea. Para que el director que quiera ampliar la brecha ingreso-gasto tuviera que justificarlo porque llegamos a un momento muy dramático cuando el crecimiento del gasto era más o menos del 8 por ciento y el ingreso era de 2. Eso ponía en grave compromiso las obligaciones que tenía que cumplir el Instituto en el corto plazo.
“Tenemos un gasto más o menos de mil 200 millones diarios, nuestras reservas andan por ahí de los 45 mil millones, creo que es una regla que tendría que ser observada por cualquier encargado del Instituto”, señaló.
Durante la comparecencia, Arriola explicó que el IMSS enfrenta desde hace varios años problemas estructurales que afectan su viabilidad financiera en el mediano y largo plazo.
Uno de éstos es el gasto del Seguro de Enfermedades y Maternidad (SEM), que en este momento es deficitario en 11 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), lo que equivale a 2.2 billones de pesos, detalló.
Este desequilibrio se explica por la transición demográfica y el cambio de perfil epidemiológico, que se traduce en un creciente gasto en salud y ha generado un “desfinanciamiento” del SEM, indicó.
Un segundo reto es el Régimen de Jubilaciones y Pensiones (RJP), cuyo pasivo laboral en 2016 fue de 12.7 por ciento del PIB, lo que representa 2.5 billones de pesos.
El pasivo laboral del IMSS absorbe recursos que pudieran ser utilizados para financiar la operación del Instituto.
Al rendir cuentas ante los legisladores, el director general del IMSS destacó las medidas de control de gasto que se han implementando en su Administración para sanear las finanzas del Instituto.
Entre estas estrategias mencionó la compra consolidada de medicamentos que, por cuarto año, lidera el IMSS y que ha derivado en un ahorro acumulado de 14 mil 214 millones a los Estados y dependencias que se han sumado a este esquema.
Las finanzas saludables que en este momento reporta el IMSS, explicó, permiten destinar 26 mil 719 millones de pesos para la construcción de 13 hospitales entre ellos el que sustituye al hospital San Alejandro en Puebla, afectado por el sismo del 19 de septiembre así como 40 unidades de medicina familiar.
Arriola también se refirió a las mejoras en la calidad de los servicios del IMSS, al informar que las cirugías de fin de semana han reducido en 83 por ciento el tiempo de espera de los derechohabientes para recibir una operación en trauma y ortopedia, pasando de 60 a 10 días. El programa Código Infarto para la atención inmediata a pacientes con problemas cardiacos ya brinda atención en 27 delegaciones y se prevé que se extienda a toda la República antes de que concluya la presente Administración.
Respecto a los servicios digitalizados, añadió que, al cierre de octubre de 2017, se han realizado 177 millones de trámites digitales y los derechohabientes han solicitado dos millones de citas médicas por esta vía.


Anuncio