Anuncio

Descartan migración masiva por dreamers

La legalización de los jóvenes indocumentados conocidos como dreamers no desataría una migración masiva a Estados Unidos, pues factores demográficos y legales limitan el número de familiares que podrían patrocinar, afirmó el Instituto de Política Migratoria (MPI, por sus siglas en inglés).

La legalización de los jóvenes indocumentados conocidos como dreamers no desataría una migración masiva a Estados Unidos, pues factores demográficos y legales limitan el número de familiares que podrían patrocinar, afirmó el Instituto de Política Migratoria (MPI, por sus siglas en inglés).

(agencia reforma)

La legalización de los jóvenes indocumentados conocidos como dreamers no desataría una migración masiva a Estados Unidos, pues factores demográficos y legales limitan el número de familiares que podrían patrocinar, afirmó el Instituto de Política Migratoria (MPI, por sus siglas en inglés).

En contraposición a cálculos de medios conservadores que alegan que la legalización de los dreamers por parte del Congreso podría desatar una “migración en cadena” de más de 6 millones de personas, el MPI aseguró que el total sería mucho más bajo.

“Durante el curso de su vida, el ‘dreamer legalizado promedio’ podría patrocinar (para venir a Estados Unidos) a un familiar como máximo. Este número es muy lejano a las estimaciones de 3.5 a 6.4 familiares que se basan en datos viejos y cubren poblaciones diferentes”, afirmó el instituto en un nuevo estudio.

Los factores que limitarían el total de familiares que pudieran ser patrocinados son: uno, las parejas de los dreamers tienden a ser ciudadanos; dos, tienen menos hijos fuera de territorio estadounidense; tres, muchos padres de los jóvenes son indocumentados que estarían legalmente impedidos; y cuatro, buena parte de sus hermanos ya cuentan con la ciudadanía.

“El actual debate sobre resolver el estatus de los dreamers debe reflejar evaluaciones realistas y basadas en evidencia de los impactos de la inmigración familiar para esta población única, más que usar cálculos anteriores para otras poblaciones de forma mecánica”, señaló la organización.

Al momento, el Congreso estadounidense discute al menos 5 distintas iniciativas de Ley que podrían legalizar a distintas poblaciones de dreamers; la iniciativa más generosa sería la llamada “Dream Act de 2017" que abriría la posibilidad de residencia permanente a 1.7 millones de jóvenes.

Sin embargo, el actual debate migratorio está centrado en el futuro de un subconjunto más pequeño de 690 mil jóvenes beneficiarios del programa de alivio migratorio conocido como DACA, el cual el Presidente Donald Trump decidió terminar a partir de marzo próximo.

Bajo las leyes vigentes en Estados Unidos, los residentes legales (poseedores de la llamada “green card”) pueden ayudar a sus parejas fuera del país a inmigrar, pero deben esperar a adquirir la ciudadanía para poder auxiliar a otros familiares como padres y hermanos.

Para los grupos que buscan limitar la inmigración a EU, el proceso vigente bajo las actuales leyes migratorias que da prioridad a permitir la inmigración de familiares es considerada como un fenómeno de migración en cadena y repetidamente buscan terminar con ella.

Con el apoyo del propio Mandatario, los senadores republicanos David Perdue, de Georgia, y Tom Cotton, de Arkansas, han presentado una iniciativa de Ley conocida como RAISE Act, la cual busca dar prioridad a los méritos profesionales antes de la relación familiar para migrar hacia Estados Unidos.


Anuncio