Anuncio
Share

Defiende Instituto Tecnológico de Massachusetts a migrantes

El presidente del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), Rafael Reif, defendió el papel de los migrantes en las universidades estadounidenses.

El presidente del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), Rafael Reif, defendió el papel de los migrantes en las universidades estadounidenses.

(agencia reforma)

El presidente del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), Rafael Reif, defendió el papel de los migrantes en las universidades estadounidenses.

Reif, quien desde 2012 está al frente de una de las universidades más prestigiosas de Estados Unidos, criticó las medidas que ha propuesto la Casa Blanca para prohibir la entrada de migrantes de ciertos países.

“Lo que pasa es que, gracias a estos inmigrantes, lugares como el MIT ayudan a la economía estadounidense, eso se tiene que entender”, señaló el funcionario a Bloomberg TV.

“Toda la nación será afectada con esta percepción de que no somos tan acogedores como solíamos ser”, añadió.

La presidencia en MIT de Reif, quien nació y estudió la licenciatura en Venezuela, se ha caracterizado por su búsqueda de expandir el conocimiento mediante programas como MITx y edX, plataformas de cursos en línea a las que se puede acceder de todo el mundo.

El poderío de MIT más allá de las aulas es considerable: según datos publicados por la BBC, graduados de esta institución han fundado 30 mil empresas con ventas anuales de 2 mil millones de dólares.

Es por eso que la universidad se ha unido a la oposición al veto migratorio de Trump, avalado el mes pasado por el Tribunal Supremo de Estados Unidos y que establece limitaciones de entrada a ciudadanos de Irán, Libia, Siria, Yemen, Somalia, Chad, Corea del Norte y Venezuela.

También se unió a los esfuerzos para bloquear en cortes la decisión de eliminar el programa de Acción Diferida Contra los Llegados a la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que protegía a inmigrantes indocumentados que llegaron a Estados Unidos cuando eran niños.

Esta postura se respalda en la idea de que estas políticas van a impedir que las universidades atraigan a los mejores estudiantes de alrededor del mundo. En el caso del MIT, más del 40 por ciento de sus alumnos de posgrado son extranjeros.

“Cuando lastimas al MIT, lastimas al país”, expuso Reif.

“El mundo es competitivo y hay oportunidades en otros lugares”, finalizó.


Anuncio