Anuncio
Share

Conocía CDMX riesgos estructurales

Antes del sismo del 19 de septiembre, el Gobierno de la Ciudad de México sabía de la existencia de 204 viviendas, 468 escuelas y nueve unidades habitacionales diagnosticadas con "alto riesgo estructural".

Antes del sismo del 19 de septiembre, el Gobierno de la Ciudad de México sabía de la existencia de 204 viviendas, 468 escuelas y nueve unidades habitacionales diagnosticadas con “alto riesgo estructural”.

(agencia reforma)

Antes del sismo del 19 de septiembre, el Gobierno de la Ciudad de México sabía de la existencia de 204 viviendas, 468 escuelas y nueve unidades habitacionales diagnosticadas con “alto riesgo estructural”.

Así lo revela un documento enviado por las autoridades capitalinas al Senado, en el que admiten que también conocían de los errores de cálculo y anomalías que presentaban “nuevas edificaciones”.
“En años recientes se detectó, a través de estudios de investigación por instituciones de gran prestigio, que diversos proyectos estructurales de nuevas edificaciones presentaban errores en los cálculos, así como anomalías, omisiones y malas interpretaciones en la aplicación del Reglamento”, afirma.
De manera particular, el reporte reconoce que, de acuerdo con las revisiones del 2016, la Unidad Habitacional Nonoalco Tlatelolco registra alto riesgo estructural en 20 edificaciones, distribuidas en sus tres secciones.
“Presentamos una planta general en la cual se muestran en rojo los edificios en Alto Riesgo Estructural, por tener desplomos por arriba de los límites de servicio permitidos en el RCDF-2016, además de tener las celas de cimentación inundadas”, asegura el informe, acompañado de un mapa.
El resto de los conjuntos habitacionales mencionados presentan hundimiento regional, vicios ocultos de una deficiente calidad en su construcción o por la falta de mantenimiento de varios años, entre otras anomalías.
La lista de Unidades Habitacionales con alto riesgo estructural son Lindavista Vallejo, SCT Vallejo, Amado Nervo, Zacatenco, Tenochtitlan, Nueva Tenochtitlan, Tláhuac, Transportistas de la Delegación Iztapalapa, Jardines Ceylán y Nonoalco Tlatelolco.
En el caso de las escuelas, el Gobierno detectó en el 2015 que un total de 190 planteles enfrentaban ese problema. Sin embargo, para el 2016, se sumaron otras 278 escuelas.
“Se observa que en términos generales las escuelas requieren mantenimiento urgente, pues la falta de este ha llegado a dañar elementos estructurales y por consiguiente, se ha afectado la estabilidad de los edificios escolares”, indica.
En los ˙últimos dos años, las autoridades de la Ciudad también ubicaron 107 viviendas, en 2015, y 99 más, en el 2016, que presentan “alto riesgo estructural”.
En ese apartado aseguran que la totalidad de esas edificaciones están dentro del “programa de expropiación”, que busca eliminar su condición actual.
Según el documento, las autoridades tienen planeado realizar un estudio de vulnerabilidad estructural ante sismos que incluir· a 270 mil edificaciones ubicadas en la zona de mayor riesgo y determinado con base en los temblores registrados en 1957, 1979 y 1985.
La Secretaría de Obras y Servicios informó que en el 2012 realizó un estudio sobre vulnerabilidad estructural que arrojó un total de 12 mil 700 inmuebles ubicados en las colonias Roma, Moctezuma, Doctores, Obrera, Juárez y Tabacalera.
Sin embargo, de ese total solo 534 inmuebles presentaron alta vulnerabilidad.
En el oficio ISCDF/DG/1097/2017, recibido por el Senado, el director del Instituto para la Seguridad de las Construcciones del Distrito Federal explica que el documento fue desarrollado antes del sismo del 19 de septiembre.


Anuncio