Anuncio

Califica gestión de EPN deuda manejable

El Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que el monto de deuda que heredará a su sucesor, del 47.3 por ciento al final del 2018, actualmente es manejable y que va a la baja.

El Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que el monto de deuda que heredará a su sucesor, del 47.3 por ciento al final del 2018, actualmente es manejable y que va a la baja.

(agencia reforma)

El Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que el monto de deuda que heredará a su sucesor, del 47.3 por ciento al final del 2018, actualmente es manejable y que va a la baja.

REFORMA publicó que desde el inicio de la administración priista hubo un incremento de la deuda del sector público, al iniciar en 2012 con 5.8 billones de pesos (36.4 por ciento del PIB) y subir a 9.6 billones de pesos en 2016 ( 50.1 por ciento del PIB)."La administración del Presidente Peña Nieto entregará a su sucesor una deuda pública manejable, con una trayectoria descendente y estable de la razón deuda a PIB, y un portafolio de deuda con una estructura sólida, que permite asegurar la sostenibilidad de las finanzas públicas”, aseguró Hacienda en una tarjeta informativa sobre el tema.

La dependencia explicó que el incremento de la deuda del sector público se dio dentro del contexto de la crisis financiera internacional de 2008-2009, en la que las economías avanzadas y las emergentes incrementaron su endeudamiento para estimular la demanda ante la fuerte contracción de la economía mundial.

“Cabe mencionar que si bien la razón deuda a PIB, en su definición más amplia (Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público) ha aumentado durante los ˙últimos años, dichos incrementos se deben principalmente a factores que no están relacionados con el déficit fiscal tales como la depreciación del tipo de cambio.

“En este sentido, el aumento en el nivel de deuda pública del país se presenta en un contexto generalizado a nivel mundial y en México se mantiene en un nivel relativamente bajo”, argumentó Hacienda.

Resaltó que, de acuerdo con información de octubre del Fondo Monetario Internacional, la deuda bruta promedio de las economías avanzadas como Estados Unidos, Francia, Japón, entre otras, aumentó de 79.2 por ciento del PIB en 2008 a 107.4 por ciento del PIB en 2016.

Por su parte, para las economías emergentes como Corea, Turquía, Chile y Brasil, la deuda bruta promedio pasó de 33.8 por ciento del PIB a 46.8 por ciento del PIB.

“A pesar de que el nivel de deuda del país es manejable y reducido con respecto a otros países, el Gobierno Federal decidió actuar responsablemente al implementar una política de consolidación fiscal orientada a disminuir el déficit público y trazar una trayectoria estable y decreciente de la deuda pública expresada como porcentaje del PIB”, remarcó la SHCP al comparar a México con otros países.

Detalló que el esfuerzo de consolidación fiscal se aprecia en la mejora del balance primario (recursos disponibles antes del pago de intereses) que de ser deficitario por 0.1 por ciento del PIB en 2016, se estima que para el cierre del presente año obtendrá· una superávit primario, el primero desde 2008 y equivalente a 0.4 por ciento del PIB, sin el Remanente de Operación del Banco de México (1.4 por ciento del PIB al incluirlo) y 0.9 por ciento del PIB en 2018.

Hacienda también resaltó que la trayectoria comprometida de consolidación fiscal desde 2013 se ha cumplido cada año.

“Y el esfuerzo fiscal se traduce en el primer superávit primario. Es un esfuerzo reconocido al día de hoy, ya por 4 calificadoras de deuda. Donde dos de las más importantes del mundo, estabilizaron su perspectiva de la calificación crediticia”, subrayó la dependencia.

“Lo anterior permite ver que, a pesar del entorno internacional adverso y las consecuentes preocupaciones externadas por organismos internacionales al inicio del año, el manejo de las finanzas públicas se ha traducido en estabilidad macroeconómica”.

De hecho, agregó Hacienda, el FMI incremento en octubre el pronóstico de crecimiento económico de México para 2017, destacando el rol que ha jugado la estrategia de consolidación fiscal.

La Secretaría de Hacienda señaló que como resultado de lo anterior, para este año se estima que la deuda neta del país, medida a través del Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público, ser· de 48 por ciento del PIB, cifra menor al 50.1 por ciento observado al cierre de 2016.

Y para 2018 se prevé que la razón deuda a PIB continúe disminuyendo y alcance 47.3 por ciento.

“Con esto, la deuda del país ha entrado en una trayectoria descendente y pone a México al frente de las demás economías emergentes en el proceso de consolidación fiscal”, aseguró.

Por otro lado, Hacienda también resaltó que el pago del costo de la deuda no es más alto de la historia.

En el periodo 1982-1988 el costo financiero de la deuda pública presupuestaria fue en promedio de 11 por ciento del PIB, alcanzando niveles máximos en 1987 cuando fue de 15.1 por ciento del PIB, citó la dependencia.

“En contraste, si se considera que el monto aprobado para 2017 es de 2.7 por ciento del PIB y lo solicitado para 2018 es de 2.9 por ciento del PIB, el promedio del costo financiero de la deuda pública presupuestaria para el periodo 2013 -2018 sería de 2.4 por ciento del PIB”, señaló.


Anuncio