Anuncio

Alerta Rivera por corrupción y violencia

Al celebrar los 486 años de la aparición de la Virgen de Guadalupe, el Cardenal Norberto Rivera afirmó que la corrupción, la violencia, la delincuencia y el tráfico de drogas son desastres que aniquilan la esperanza.

Al celebrar los 486 años de la aparición de la Virgen de Guadalupe, el Cardenal Norberto Rivera afirmó que la corrupción, la violencia, la delincuencia y el tráfico de drogas son desastres que aniquilan la esperanza.

(agencia reforma)

Al celebrar los 486 años de la aparición de la Virgen de Guadalupe, el Cardenal Norberto Rivera afirmó que la corrupción, la violencia, la delincuencia y el tráfico de drogas son desastres que aniquilan la esperanza.

“El dinero mal habido, asesinatos, violencia, secuestros y demás desastres son un verdadero terremoto continuo que destruye la casa sagrada de nuestra dignidad, de nuestros valores, de nuestra existencia, de nuestras familias, de nuestra juventud, de nuestra vida”, dijo ante miles de peregrinos que hoy se concentraron en la Basílica de Guadalupe.

En la tradicional misa de las rosas, el Arzobispo Primado de México llamó a los fieles a terminar con la idolatría, error, falsedad, traición, oscuridad, temor, mentira y egoísmo.

En la homilía, el líder religioso explicó que el acontecimiento guadalupano no proviene de la idolatría ni de ningún tipo de culto indígena.

“Confirmamos que el acontecimiento guadalupano no es un sincretismo, sino que es una perfecta inculturación, precisamente nos libra de todo engaño, traición, mentira o falsedad, quita toda idolatría y error”, expresó.

A unos meses de que deje el cargo como Arzobispo, Rivera agradeció a la Virgen de Guadalupe por estar presente en su vida, desde su niñez, adolescencia, juventud y adultez.

“Tú me has inspirado para que seas parte importante en el escudo que me identifica en el servicio en esta Arquidiócesis de México, que se ha visto siempre bendecida por tu bondad en esta historia de salvación que Dios ha diseñado por medio de ti”, dijo.

En la misa, Rivera dio gracias por los momentos vividos durante su ministerio y por todas las personas que, aunque no comulgan en las mismas ideas ni en la misma fe, están unidas a favor de la vida.


Anuncio