Anuncio
Share

Advierte sobre problemas de Estados Unidos 

Conforme uno se acerca a la vejez voltea con mayor fuerza a revisar la niñez y la juventud, advierte el escritor Paul Auster (Nueva Jersey, 1947), quien con su novela 4, 3, 2, 1 escribe sobre la vida de un hombre nacido en 1947 y el desarrollo de sus experiencias a lo largo de su vida.
(agencia reforma)

Conforme uno se acerca a la vejez voltea con mayor fuerza a revisar la niñez y la juventud, advierte el escritor Paul Auster (Nueva Jersey, 1947), quien con su novela 4, 3, 2, 1 escribe sobre la vida de un hombre nacido en 1947 y el desarrollo de sus experiencias a lo largo de su vida.

Hoy, el autor será el encargado de abrir el Salón Literario de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y recibirá la medalla Carlos Fuentes de manos de la viuda del escritor, Silvia Lemus. También aprovechará la visita, para presentar el lunes, a las 18:30 horas, su novela bajo el sello de Seix Barral.

Precisamente, mientras escribía la novela, el autor se hizo consciente. Los conflictos que tiene ahora Estados Unidos, son los mismos que hace medio siglo: hay racismo y problemas económicos y laborales, que no se han resuelto.

El autor, reconocido como una de las voces fundamentales de la literatura contemporánea, consideró que el mundo está viendo el resurgimiento del populismo y la derecha.

“Hay algo antidemocrático que parece flotar en el aire de Europa, en Inglaterra con el Brexit, y eso refleja mucho lo que hoy está pasando en Estados Unidos”, expresó.

Auster no quiso mencionar el nombre del actual Mandatario de Estados Unidos, Donald Trump. Lo evocó como “aquel hombre”, el Presidente número 45 y tampoco quiso abundar mucho sobre los primeros meses de la Administración del republicano, aunque expresó que los resultados de la elección eran predecibles, la derecha en ese País había ganado varios espacios en los meses previos.

“Existe este mal entendido en cuanto hay quien piensa que el arte puede resolver los problemas sociales conforme van ocurriendo, es un error, la única obligación, que los artistas, en este caso los escritores tienen que escribir bien.

“Está persona no lleva ni siquiera un año y no sabemos hacia dónde vamos, no sabemos nada acerca de cómo va a terminar esta historia y escribir una novela acerca de esto, en este momento, me parecería inútil”, relató.

Ahora lo importante es indagar, escarbar en lo que ocurre ahora, y los periodistas tienen un papel fundamental para que el escenario no se llene de demagogia y mentiras, abundó el autor, quien reconoció que en México ejercer el periodismo es arriesgado.

“Sin los periodistas que están investigando y arriesgándose -y sabemos lo que se arriesgan en México y que aquí puede convertirse en una profesión peligrosísima-, nosotros podríamos ser presas de la manipulación, de mentiras, demagogia y terrorismo.

“Los novelistas tienen un papel diferente que desempeñar, narramos historias que esperamos que cambien cosas a la larga, pero los periodistas narran lo que pasa ahora y si no sabemos qué ocurre hoy no podemos juzgar y si no podemos juzgar, no podemos pensar y por tanto no podemos actuar”, manifestó el autor de La Trilogía de Nueva York.


Anuncio