Anuncio
Share

Nueva ley pone a California en vías de ofrecer el primer año gratuito en los colegios comunitarios

Los compañeros de cuarto Jeffrey MacGillivray, en el centro, y Randall Jenkins, a la derecha, ambos de 20 años, disfrutan de su clase de filosofía en El Camino College en Torrance.

Los compañeros de cuarto Jeffrey MacGillivray, en el centro, y Randall Jenkins, a la derecha, ambos de 20 años, disfrutan de su clase de filosofía en El Camino College en Torrance.

(Christina House )

El pasado viernes, una iniciativa para que los colegios comunitarios de California sean más atractivos para los estudiantes de primer año fue aprobada y convertida en ley por el gobernador Jerry Brown.

La propuesta, AB 19, impulsada por el asambleísta Miguel Santiago (D-Los Ángeles), establece las bases para descartar las cuotas de primer año de los colegios comunitarios, para todos los estudiantes nuevos. Es un incentivo que atraería a nuevos alumnos quienes, de otro modo, no se inscribirían, destacó Santiago. “El colegio comunitario cambió mi vida. Me dio opciones y oportunidades; me abrió las puertas”, aseguró. “Sé que el colegio comunitario gratuito cambiará las vidas de los californianos”.

El estado ya ofrece exenciones de cuotas para los estudiantes de bajos ingresos, pero algunos distritos afirman que un porcentaje sustancial de alumnos elegibles para tal beneficio no lo solicitan.

La nueva ley está supeditada a la obtención de fondos en el presupuesto del próximo año para cumplir completamente la promesa de un primer año gratuito.

Brown promulgó la ley a pesar de la oposición de su propio Departamento de Finanzas, que expresó su preocupación de que todos los estudiantes, independientemente de su necesidad económica, podrían obtener la exención de sus cuotas. La administración ha centrado sus esfuerzos de ayuda estudiantil en aquellos con dificultades financieras demostrables.

La medida fue apoyada por varios distritos de colegios comunitarios. También se convirtió en la consigna central de Rise Inc., un grupo comunitario de estudiantes recientemente lanzado en California que busca eliminar la matrícula universitaria y reducir la deuda estudiantil. La agrupación recolectó más de 6,000 firmas en una petición donde se solicita al gobernador su aprobación.

El apoyo “refleja la demanda entre los estudiantes y las familias, que quieren acceder a la educación superior”, aseguró Max Lubin, director ejecutivo de Rise. “Las personas quieren ir a la universidad, pero no lo hacen debido al dinero”.

El costo de la universidad se ha convertido cada vez más en un punto crítico político; la deuda estudiantil sobrepasa el billón de dólares en todo el país. El senador Bernie Sanders (I-Vermont) propuso una matrícula universitaria gratuita durante su campaña presidencial de 2016 y los demócratas de California avalaron, pero no promulgaron, un plan para una ‘universidad libre de deudas’ al ayudar a cubrir los gastos de subsistencia de los alumnos.

Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio