Anuncio
Share

El derecho de los estudiantes de llevar prendas culturales a la graduación ya está protegido, afirmó el gobernador Brown al vetar un proyecto de ley relacionado

A Christian Titman, miembro de la Pit River Tribe, le permitieron llevar una pluma a su graduación Clovis High School en 2015, después de demandar su distrito escolar (ACLU Northern California).

A Christian Titman, miembro de la Pit River Tribe, le permitieron llevar una pluma a su graduación Clovis High School en 2015, después de demandar su distrito escolar (ACLU Northern California).

El domingo por la noche, el gobernador Jerry Brown vetó la legislación que daría a los estudiantes el derecho de llevar puesta prendas vinculadas con sus culturas a las ceremonias de graduación.

La AB 233, propuesta por el asambleísta Todd Gloria (D-San-Diego), habría permitido que los alumnos llevaran ropa religiosa, ceremonial o cultural a la graduación.

Brown consideró que el derecho de un estudiante de expresar sus principios a través de actos simbólicos está ‘claramente protegido’ bajo el Código de Educación estatal y la Primera Enmienda.

“Si hay una disputa sobre lo que un estudiante puede llevar puesto en ceremonias de graduación escolares, creo que aquellos más cercanos al problema -los directores y miembros de las juntas escolares elegidos en forma democrática- están en mejor posición para hacer juicios sabios al respecto”, Brown escribió en su veto.

En 2015, a un estudiante indígena se le permitió llevar puesta una pluma de águila a su ceremonia de graduación, en Clovis High School, después de que éste demandara al distrito escolar.

El año pasado, un estudiante afroamericano de Elk Grove fue obligado a salir de su graduación por llevar puesta el tejido Kente, que proviene de África.

La medida no habría limitado a funcionarios escolares locales de prohibir artículos que puedan causar una interrupción o interferencia, ni cambiado el derecho de un estudiante a la libre expresión dentro de los límites del código de vestimenta escolar.

Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio