Anuncio
Share

Asco e indignación por un posible caso de flautas escolares contaminadas con semen

Flautas que podrían haber sido contaminadas con semen (Distrito Escolar de Fountain Valley).

Flautas que podrían haber sido contaminadas con semen (Distrito Escolar de Fountain Valley).

Tracy Taber habló en representación de muchos padres de Sonora Elementary School, en Costa Mesa, sobre las acusaciones de que las flautas de plástico que los niños usaron la primavera pasada podrían haber estado contaminadas con semen humano. “Es repugnante y es horrible”, afirmó Taber. “Y es desgarrador, en todos los ámbitos”.

Los funcionarios federales y estatales anunciaron a finales de la semana pasada que las escuelas Sonora Elementary y Courreges Elementary, en Fountain Valley, fueron dos de los muchos campus en el sur de California que participaron en “Flutes Across the World”, un programa dirigido por una organización sin fines de lucro con sede en Ojai, en el cual los niños decoran flautas sencillas hechas con un tubo de PVC, para sí mismos y para su distribución a otros niños en países extranjeros.

Aún no se confirmó si las flautas de Sonora o de Courreges fueron contaminadas. Un sospechoso en el caso, que no fue identificado, tuvo en su poder las flautas de Sonora una noche antes de devolverlas al campus, según la miembro del Distrito Escolar Unificado de Newport-Mesa, Martha Fluor.

El viernes por la tarde, funcionarios de ese distrito informaron a los padres de familia sobre la investigación, que es liderada por el Servicio de Inspección Postal de los Estados Unidos con el apoyo del Departamento de Justicia de California.

El distrito realizó reuniones privadas el domingo y lunes para los padres de los niños que participaron del programa. Los funcionarios informaron que la exposición a las flautas se limitó a cuatro salones de clase. Los alumnos que estuvieron en tercero o quinto grado la primavera pasada participaron en Sonora. El programa incluía un concierto para los padres, donde se utilizaban los instrumentos decorados.

Los funcionarios de Newport-Mesa precisaron que ningún empleado del distrito fue considerado como sospechoso o estuvo directamente involucrado con “Flutes Across the World”, que llegó a Sonora a través de una asociación educativa con el Centro Segerstrom para las Artes en Costa Mesa, ahora suspendida, afirmó la portavoz de Newport-Mesa, Annette Franco, este lunes.

Franco resaltó que tanto voluntarios como maestros son investigados antes de trabajar en el distrito.

De todas formas, expresó Stacy Zachary, una madre de Sonora, “las personas se sienten víctimas en esto”. Su hijo curso tercer grado el año pasado y participó en “Flutes Across the World”. Para ella, la ira “fue lo primero que sentí”, manifestó. “Es repugnante. Uno se siente violado”.

Zachary, quien es enfermera, se preguntó sobre la posible exposición de su hijo a cualquier enfermedad de transmisión sexual o hepatitis C, y dijo que algunos padres están sometiendo a sus hijos a análisis médicos.

El lunes, expertos del Departamento de Salud del Condado de Orange y de UC Irvine expresaron que no creían que la situación planteara un problema de salud. El Dr. Carl Schultz, profesor emérito de medicina de emergencia y salud pública de la UCI, consideró que el riesgo de infección por las flautas es muy bajo.

Taber relató que su hija estuvo en quinto grado el pasado año y que también participó en “Flutes Across the World”. La noticia fue “uno de esos actos sin sentido que no podemos entender”. Los padres seguimos continuamente reflexionando sobre ello, dijo. “Agradecemos la precaución [del distrito]”, agregó, “pero esperamos que no haya habido contaminación”.

El caso afectó toda la comunidad de Sonora, incluso a aquellos que no tienen hijos en el programa, aseguraron los padres el martes por la mañana, antes del inicio de clases.

Deborah Montaldo tiene dos hijos en Sonora, ninguno de los dos participa en el programa. Sin embargo, tenían una flauta de juguete que recibieron de Costa Mesa High School. “La tiramos a la basura, por si acaso”, comentó la mujer. “Es muy inquietante pensar que los niños podrían haber usado esos instrumentos”, agregó.

Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio