Anuncio
Share

La FTC y 11 estados aplican medidas enérgicas para acabar con las estafas de préstamos estudiantiles

Funcionarios federales y estatales lanzaron las primeras medidas enérgicas nacionales contra compañías que ellos consideran predatorias en cuanto a préstamos estudiantiles, acusándolas de ganar más de $95 millones de dólares en honorarios ilegales en años recientes, además de ofrecer falsas promesas de alivio de deudas.

La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), 11 estados y el Distrito de Columbia anunciaron el pasado viernes 13 la presentación de 36 procesos y otras demandas judiciales contra compañías -incluidas algunas en Los Ángeles- acusadas de estafar a estudiantes prestatarios.

Habrá más presentaciones judiciales, anticiparon las autoridades. Los fiscales apuntan contra un número creciente de empresas que se aprovechan de deudores desesperados entre los 42 millones de estadounidenses que han pedido prestado un total superior a los $1400 millones de dólares. Autoridades en el estado de Washington confirmaron que están investigando a más de 50 compañías sospechosas de realizar estafas de alivio sobre la deuda de préstamos estudiantiles. “Está llegando el final para quienes se aprovechan y cometen estas estafas de alivio de deuda, abusan de los trabajadores que luchan por pagar sus préstamos estudiantiles”, aseguró la presidenta interina de la FTC, Maureen K. Ohlhausen, en un comunicado emitido el viernes pasado. Los funcionarios llaman a la iniciativa ‘Operación Game of Loans’, en referencia al exitoso programa de HBO ‘Game of Thrones’, que hizo famosa la frase ‘está llegando el invierno’.

Victimizar a los prestatarios

El operativo sucede cuatro meses después de que NerdWallet relatara que los reguladores federales hacían poco para combatir la creciente oleada de ‘compañías de alivio de deudas’, que se aprovechan de los estudiantes que tienen una deuda.

Las empresas pueden explotar a los prestatarios cobrando altos honorarios -y a menudo ilegales- por adelantado, y cantidades mensuales reiteradas. Algunos timadores persuaden a los prestatarios para que proporcionen el acceso a sus cuentas de préstamo, luego cambian sus contraseñas y dejan de hacer los pagos mensuales. Como consiguiente, los sueldos de los prestatarios son retenidos, se embargan las devoluciones de impuestos o se eliminan los beneficios del Seguro Social.

Oportunamente, NerdWallet relató que, más allá de los controles de un puñado de fiscales generales estatales, se hacía poco al respecto. Si bien estas compañías fueron cerradas en un estado, seguían funcionando en los otros 49.

Antes de las enérgicas medidas federales y estatales, autoridades nacionales -la FTC y la Oficina de Protección Financiera del Consumidor- habían cerrado sólo siete compañías de “alivio de deudas”, aunque se estima más de 100 de ellas funcionan en los últimos años.

Varios estados se unen a la lucha

De las 36 acciones surgidas de los nuevos controles estrictos, siete fueron realizadas por la FTC y 13 por la oficina del fiscal general en el estado de Washington, el que más agresivamente persigue a estas compañías de préstamos estudiantiles fraudulentas. Las enérgicas medidas incluyen cinco nuevos casos en la FTC, un nuevo juicio en favor de la agencia y una orden judicial preliminar en un caso presentado a comienzos de este año.

La operación incluye controles en estados que han sido agresivos en el pasado con el tema; Florida, Illinois, Oregon y Washington. También participan Colorado, Kansas, Maryland, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Pennsylvania, Texas y el Distrito de Columbia.

La FTC presentó cinco nuevos casos contra 30 demandados. En uno de ellos, la agencia alegó que 1 DocPrep Inc., con sede en Los Ángeles, obtuvo al menos $6 millones de dólares por préstamos estudiantiles y estafas de alivio de hipotecas. La agencia acusó a otro grupo con sede en Los Ángeles de defraudar al menos por un valor de $7.3 millones de dólares a estudiantes con préstamos.

Los tribunales federales apoyaron a la FTC en algunos casos. La Corte de Distrito Federal del Distrito del Sur de Florida congeló activos de Strategic Student Solutions, una firma acusada de obtener más de $11 millones por parte de estudiantes, a quienes les prometía reducir su deuda y reparar su crédito.

La FTC usa una variedad de fuentes para encontrar a sus objetivos, que incluyen quejas de los consumidores, publicidad sospechosa, correos electrónicos enviados a los consumidores y referencias del Better Business Bureau y de procuradores generales, detalló Michelle Grajales, abogada de personal de la FTC que trabaja en el caso de A1 DocPrep.

Traducción: Diana Cervantes

Si quiere leer este artículo en inglés, haga clic aquí


Anuncio