Anuncio
Share

Vladimir Putin asegura que Rusia tiene un “misil invencible que podría alcanzar cualquier objetivo”

El misil invisible de Rusia

El mandatario hizo esta revelación durante su discurso anual a la nación, donde detalló cuáles serían sus principales políticas para un cuarto período presidencial.

 

(BBC)

Rusia ha desarrollado un nuevo misil crucero que es invencible, afirmó este jueves el presidente Vladimir Putin.

El mandatario hizo esta revelación durante su discurso anual a la nación, donde detalló cuáles serían sus principales políticas para un cuarto período presidencial.

La alocución de dos horas sucedió en anticipo a las elecciones del 18 de marzo, en las que Putin es favorito para ganar.

En la primera parte de su discurso, el presidente ruso prometió reducir la pobreza en su país.

Anuncio

Luego presentó nuevo armamento, incluyendo el sistema de misiles que —según aseguró— podría alcanzar cualquier objetivo en el mundo.

El discurso televisado de Putin tuvo lugar en el plenario de las dos cámaras del Parlamento, desde donde instó a los ciudadanos a proponer nombres para ambos sistemas de defensa.

Dijo que la ojiva nuclear era “un misil crucero de bajo vuelo, difícil de rastrear, con una carga nuclear, un alcance prácticamente ilimitado y una trayectoria aérea impredecible, que podría burlar las líneas de interceptación y que es invencible frente a todo sistema actual o futuro de defensa antimisil y antiaérea”.

Las nuevas armas

Durante su discurso Putin presentó seis nuevos prototipos de armamentos que, en su opinión, serían “invencibles” y podrían evadir cualquier sistema de detección existentes.

Anuncio

Van desde misiles intercontinentales hasta cohetes hipersónicos y armas con rayos láser y fueron diseñados por Moscú, según el mandatario, en “respuesta a la salida unilateral del tratado de defensa antimisiles por parte de Estados Unidos”.

“Antes de que tuviéramos los nuevos sistemas de armamento, nadie nos escuchaba. ¡Escúchennos ahora!”, afirmó.

Con la ayuda de una gran presentación de video, Putin mostró primero unsistema pesado de misiles intercontinentales, que en su criterio, no podrá ser interceptado por ningún escudo antimisiles en Estados Unidos, Europa o Asia.

También presentó un misil de crucero de propulsión nuclear de “alcance ilimitado”, otro de misiles hipersónicos de lanzamiento aéreo y uno de defensa marítima.

“Nadie en el mundo tiene algo igual, por ahora. ¡Es algo fantástico!”, aseveró durante la alocución que recordó a muchos los tiempos más controvertidos de la Guerra Fría.

No obstante, no mostró pruebas de la existencia de todas las armas y, hasta el momento, ninguna fuente independiente ha confirmado su existencia o el potencial que les atribuyó Putin.

El Pentágono, que recientemente anunció una nueva política nuclear, aseguró, por su parte, que no se sorprendió tras la presentación del gobernante ruso.

“Hemos estado observando a Rusia durante mucho tiempo. No estamos sorprendido. Estas armas que se discuten han estado en desarrollo unamucho tiempo”, afirmó la portavoz del Departamento de Defensa, Dana White, durante un encuentro con periodistas, aunque no se refirió a la potencia de las armas argumentada por Putin.

Anuncio

La OTAN declinó ofrecer comentarios.

Según el corresponsal de defensa de la BBC Jonathan Marcus, el énfasis del presidente en una Rusia fuerte que moderniza su arsenal nuclear es un reflejo de declaraciones similares en los últimos meses del presidente estadounidense, Donald Trump.

Pero si bien la presentación del armamento se robó gran parte del discurso de Putin, otros temas para su potencial reelección también marcaron la agenda de su discurso.

Defensa territorial

“El poder militar ruso está para mantener la paz en el mundo”, aseguró Putin. Sin embargo, advirtió que si alguien llegara a disparar un arma nuclear contra Rusia, “enfrentaría una represalia instantánea”.

Dijo además que las operaciones de Rusia en Sira en apoyo al gobierno de Bashar al Asad contra las fuerzas rebeldes “demuestran la capacidad defensiva del país”.

También reveló que se abrirá un puente hacia la península de Crimea en los próximos meses. Rusia se anexó la región de Ucrania en 2014, durante el actual período presidencial de Putin.

El presidente añadió que Rusia está resguardando sus intereses en la región de Árctico con el fortalecimiento de su infraestructura militar en la zona.

Lucha contra la pobreza

En la primera parte de su discurso, Putin prometió reducir la pobreza del país en la mitad dentro de los próximos seis años.

Anuncio

“Cada persona es importante para nosotros”, declaró, indicando su deseo de aumentar el empleo y la longevidad.

Señaló que le gustaría imitar las tasas de expectativa de vida en Japón y Francia.

En 2000 había 42 millones de personas en Rusia viviendo bajo la línea de la pobreza y ahora son 20 millones, según dijo, “pero es necesario reducir esa cifra”.

También advirtió contra tomar el poder de Rusia por sentado.

No podemos permitirnos el derecho a que la estabilidad que hemos logrado conduzca a la autocomplacencia. Especialmente porque estamos lejos de resolver muchos problemas”, expresó.

“Actualmente, Rusia es el país líder en potencial poder económico y defensa. Pero desde el punto de vista de la muy importante tarea de asegurar la calidad y bienestar de la vida del pueblo, por supuesto, todavía no hemos llegado al nivel necesario. Pero tenemos que hacerlo y lo haremos”, añadió ante los aplausos.

Crecimiento tecnológico

En términos de la tecnología digital, Putin dijo que quería ver a Rusia convertirse en uno de los principales centros de almacenamiento y procesamiento de datos en el mundo.

Hizo un llamado para mayor progreso en la producción de robots e inteligencia artificial. Se debería estimular el nuevo talento tecnológico y se debería atraer a extranjeros a estudiar en Rusia.

Todos los asuntos del gobierno deberían ser digitalizados “para hacerlos más transparentes y luchar contra la corrupción”, dijo.

“La mayoría de los funcionarios del gobierno son buenos, enfocados en resultados”, añadió, “pero estos planes ayudarán a todos”.

Esa primera parte de su alocución estuvo dirigida hacia los trabajadores rusos y sus preocupaciones.

El presidente prometió invertir más en carreteras y reducir los accidentes. Manifestó que los maestros y profesores merecían buenos salarios y que debería haber mejor acceso a los servicios médicos para personas en áreas remotas.

Además, dijo que estaría proveyendo acceso a internet a las poblaciones rurales en todo el país, “desde el lejano oriente hasta el norte de Siberia”.


Anuncio