Anuncio
Share

Va Hutcherson a salvar el mundo

Ser un bueno para nada, tener un empleo de muy bajo perfil y vivir obsesionado con los videojuegos y las novelas de ciencia ficción pueden ser herramientas vitales para salvar al mundo.  
(agencia reforma)

Ser un bueno para nada, tener un empleo de muy bajo perfil y vivir obsesionado con los videojuegos y las novelas de ciencia ficción pueden ser herramientas vitales para salvar al mundo.

Esa es la revelación que tiene Josh Futterman (Josh Hutcherson), un conserje veinteañero que todavía vive con sus papás y se pasa las noches mejorando sus habilidades en un juego de batallas futuristas.

Su vida cambia cuando es reclutado por Tiger y Wolf, dos viajeros en el tiempo que creen que él puede impedir la destrucción de la humanidad, en la nueva serie de Fox Premium, Future Man, que se estrena hoy a las 20:30 horas.

“Josh no es el tipo más cool del mundo. Es un nerd y un soñador, alguien que vive en sus fantasías y dibuja en su mente mundos imaginarios.

“Es un fan de los videojuegos y de la ciencia ficción, es de las pocas cosas en las que es muy bueno. Ese conocimiento le ayudará a salvar el mundo y convertirse en el hombre que desea”, explicó Hutcherson en la pasada Comic Con de San Diego.

Creada por Seth Rogen y Evan Goldberg, responsables de cintas como Vecinos, Éste es el Fin, Pineapple Express y Sausage Party, la serie de 13 episodios es una carta de amor al cine de aventuras.

“Es una serie ubicada en el mundo de la ciencia ficción. Hace referencias a otras series, películas y autores del género, como James Cameron (Avatar), Robert Zemeckis y sagas como Volver al Futuro.

“Tratamos de honrar todas esas fuentes, al mismo tiempo que queremos hacer algo original, divertido y nunca antes visto. Creemos que es una mezcla que le gustará a los fans del género”, puntualizó Rogen.

Los personajes que visitan a Josh provienen de su videojuego favorito, “Cybergeddon”, y su misión es impedir el nacimiento de un científico que ayudará a la extinción del planeta.

Para lograr su cometido, el trío viajará en el tiempo a distintas épocas, como los años 60 y 80, donde se enfrentarán a terroristas, seres fantásticos y paradojas interdimensionales.

“No estamos haciendo una parodia de algo, es por eso que todo debía verse realista. Pusimos mucho énfasis en los decorados y en cómo lucirían los distintos tiempos que abordamos en la serie.

“Queríamos que luciera como una película y aunque es una comedia, también queríamos ser fieles al género. Por eso hay mucho detalle, planeación y cuidado en todos los elementos”, profundizó Rogen.

Sin embargo, la esencia principal de la serie, donde también participan Haley Joel Osment y Keith David, es la comedia ácida y vulgar de la dupla creadora de cosas irreverentes como Éste es el Fin.

“La serie la filmamos como si fuera una película. El reto fue abordar todos los tipos de comedia posibles: hacemos slapstick, cosas físicas, vulgares y hasta un homenaje a las sitcoms de los 80", advirtió Hutcherson.


Anuncio