Anuncio
Share

Prende Alfredito Olivas a regias

El espectáculo, que incluía tres pantallas, luces, proyecciones y tres niveles en el escenario con una banda de 23 músicos, puso a cantar a los presentes con el tema principal de su álbum "La Rueda de la Fortuna".

El espectáculo, que incluía tres pantallas, luces, proyecciones y tres niveles en el escenario con una banda de 23 músicos, puso a cantar a los presentes con el tema principal de su álbum “La Rueda de la Fortuna”.

(agencia reforma)

-Alfredito Olivas, cantante originario de Sonora, se presentó por primera vez en tierras regias con su gira “La Rueda de la Fortuna.”

El concierto de la noche del sábado, inició en punto desde las 21:30 horas donde el artista, mejor conocido como “El Patroncito”, cantó ante una cifra oficial de 3 mil 500 fanáticos en el Pabellón M.

El espectáculo, que incluía tres pantallas, luces, proyecciones y tres niveles en el escenario con una banda de 23 músicos, puso a cantar a los presentes con el tema principal de su álbum “La Rueda de la Fortuna”.

Entre gritos en su mayoría de admiradoras, continuó con melodías como “Villana de Cuento”, “Tus lágrimas”, y una de las más coreadas “La calabaza”.

"¡Que se caiga si es preciso el Pabellón M Monterrey!”, gritó Olivas a una muy prendida audiencia que poco a poco fue llegando después de un rato de arrancar el concierto, animados con el tema “La novedad”.

El show siguió entre complacencias del público que pidió escuchar los éxitos del repertorio del intérprete, como “El inicio del Final”, que se escuchó con un tono nostálgico.

El ritmo regresó al recinto con “Te pienso” y unas muy movidas: “Seguramente” y “Antecedentes de Culpa”.

El turno de los corridos se hizo presente mientras mandaba saludos a la gente de su natal Sonora y de otras partes de México.

A las 22:27 horas el cantante de 23 años salió del escenario, dando pie a su banda para hacer una pausa con música instrumental e invitando a la gente a lanzar sus peticiones.

A su regreso, tres minutos después, cambió su vestuario negro por una camisa café, pantalones negros, botas y sombrero blanco, además de su inseparable acordeón, interpretando “Catarino y los Rurales”.

Los regios cantaron a todo pulmón “El Paciente” acompañados de las luces de sus teléfonos. “De corazón se los digo, si no cantan ésta canción me retiro ahora mismo”, bromeó mientras enviaba un beso a una afortunada.

El cantante accedió a que las presentes se tomaran selfies con él y hasta le dieran besos en la mejilla.

“El problema” y la grabación de Julión Álvarez “Pongámonos de acuerdo”, además de las cumbias, pusieron a bailar a los presentes en sus lugares.

“En definitiva” fue uno de los temas más sonados entre las butacas, donde aprovechó para agradecer a su banda, su familia y sus fans. “La estoy pasando mamalona, como dicen ustedes por acá".

Luego prosiguió con covers de Los Invasores de Nuevo León, Lalo Mora y Sergio Vega.

Con alrededor de 34 melodías fue como el artista disfrutó la velada que terminó con el tema "¿Y qué? a las 23:55 horas.

Busca un ‘sello único’

Durante una rueda de prensa previo al evento, el cantante sonorense reveló que estaba ansioso por presentarse ante lo que él considera es uno de los públicos más exigentes con su reciente material.

"(La Rueda de la Fortuna) es un tema que me gustó demasiado, el término va más allá de una atracción, es la vida misma y se puede de alguna manera traducir rápidamente”, confesó.

La idea de Olivas es proponer un sello único dentro del género Regional Mexicano, luego de girar su vida después de un fuerte atentado a balazos que sufrió en el 2015 durante un concierto en Chihuahua.

“Ahora vamos subiendo, y a eso es a lo que me refiero, es la vida misma, en mi caso y en el caso de todo el mundo”.

Disfrutando la nueva etapa, el también compositor está dedicado de lleno a su gira y material discográfico con seis sencillos en promoción, por lo que vivirá el presente pero sin descartar futuros proyectos.

Aunque el también papá de dos niños recibió una nominación a los premios Billboard de la música latina como “Artista regional mexicano del año”, por lo que asegura estar preparado para nuevos retos.

“Yo fui el que tomó la decisión de ser Alfredito Olivas”, continuó, “bendecido por casi ocho años de carrera. “Quiero disfrutar el hacer lo que me gusta.”


Anuncio