Anuncio
Share

Merma EU esperanza de Lila Downs

En los textiles que viste y las letras que su voz teje, Lila Downs porta orgullosa sus raíces mexicanas. Luce menos su otra raíz, la estadounidense, que lleva en el apellido y también en el corazón, especialmente ahora que la relación entre ambas culturas atraviesa un momento difícil.  
(agencia reforma)

En los textiles que viste y las letras que su voz teje, Lila Downs porta orgullosa sus raíces mexicanas. Luce menos su otra raíz, la estadounidense, que lleva en el apellido y también en el corazón, especialmente ahora que la relación entre ambas culturas atraviesa un momento difícil.

En su concierto de anoche, en el Auditorio Nacional, la intérprete de “Son de Juárez” compartió escenario con Carla Morrison, con quien tiene en común esa formación bicultural por haber crecido entre México y Estados Unidos.

Antes de subir a cantar “Ser Paloma”, Lila compartió en entrevista lo que para ella significan sus orígenes en el contexto social y político actual.

“Creo que es un momento bien doloroso para gente como nosotros, porque tratas de ver las cosas positivas. En parte porque vengo de una familia muy ‘darkie’: como mixteca y como oaxaqueña, somos muy críticos y duros. En la música busco la luz, trato de encontrar una manera de que se vuelvan cantos de esperanza.

“Si t˙ luchas toda tu vida haciendo canciones así y llega alguien como este presidente (Donald Trump), acompañado de miles de personas que piensan como Él, es una tristeza, una depresión grande”, señaló.

Después del triunfo de Trump, Lila se sintió traicionada, en especial por los latinos que votaron por él. Pensó incluso en dejar de enviar esos mensajes a través de su música. Sin embargo, volvió a tomar el micrófono y compuso una canción inspirada en ese asunto.

“Así de fuerte me ha afectado. ‘Envidia’ es un tema que habla de esto, yo creo que esta gente blanca en su mayoría, ignorante, que no sabe ni quienes somos los latinos y mucho menos los mexicanos y nuestra historia, y se atreven a discriminarnos. Por eso es muy importante para mí cantar esto”.

La canción, que grabó con Andrés Calamaro para el disco Salón, Lágrimas y Deseo, y que incluyó en sus conciertos de este fin de semana, reza así: “Ya no me tienes ahí debajo y escondida, ya no me insultas porque tienes el poder”.

Para su siguiente proyecto, Lila desea incluir folclor estadounidense, pues aunque conscientemente le ha dado la espalda, ahora volvió a despertarse su interés tras cantar con Joan Baez.

“También es la raíz mía. Yo escuchaba a Bob Dylan de chiquita y vamos a ver qué sale”, adelantó.


Anuncio