Anuncio
Share

Denuncian acoso sexual en mundo del arte

El acoso sexual y la discriminación contra la mujer también ocurre en el mundo de las artes, lo que ha visibilizado la iniciativa Not Surprised, lanzada el lunes por 150 artistas, curadoras y galeristas.  
(agencia reforma)

El acoso sexual y la discriminación contra la mujer también ocurre en el mundo de las artes, lo que ha visibilizado la iniciativa Not Surprised, lanzada el lunes por 150 artistas, curadoras y galeristas.

 "No nos sorprende cuando los curadores ofrecen exhibiciones o apoyo a cambio de favores sexuales.

 "No nos sorprende cuando galeristas minimizan y esconden comportamiento sexualmente abusivo de los artistas que representan. No nos sorprende cuando una reunión con un coleccionista o potencial mecenas se convierte en una proposición sexual”, se lee en la misiva colectiva publicada en not-surprised.org, que ya reunía más de 5 mil firmas hasta el mediodía de este miércoles.

 Incluso existen instituciones que se benefician económicamente al defender la equidad de género, aunque en la práctica sus normas sean sexistas, continúa la carta.

 Entre las firmantes mexicanas se encuentran las artistas Teresa Margolles, Tania Candiani y Maris Bustamante; Carla Rippey, directora de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda del INBA; Grace Quintanilla, directora del Centro de Cultura Digital; así como las curadoras Catalina Lozano, del Museo Jumex, y Paola Santoscoy, del Museo Experimental El Eco.

Las artistas estadounidenses Cindy Sherman y Laurie Anderson, y la cubana Tania Bruguera; la curadora Beatrice Galilee y la crítica de arte Lucy Lippard también aparecen en el lista, además de algunos hombres como el director del Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, Agustín Pérez-Rubio.

 Por medio de un chat en WhatsApp integrado por las 150 mujeres vinculadas al arte que promovieron la iniciativa, se discutió el caso de acoso sexual de Knight Landesman, editor de la revista estadounidense Artforum contra Amanda Schmitt, curadora avecindada en Nueva York. El editor renunció a la revista tras la demanda de Schmitt y de otras ocho mujeres.

 Landeman fue llamado por el diario británico The Guardian “el Harvey Weinstein del mundo del arte”.

 "En el mundo del arte, las fronteras entre lo social y lo profesional a veces es muy diluida, y eso genera situaciones que pueden generar ambiguedad, pero eso no es justificación para acoso o abuso.

 "El acoso es una forma de abuso de poder y no es exclusivo del mundo del arte. Son frecuentes porque nuestra sociedad se ha construido bajo esos sistemas de poder. Nosotras decidimos generar un grupo de apoyo dentro de nuestro campo”, dijo Catalina Lozano, curadora del Museo Jumex, una de las impulsoras de la iniciativa.

 La carta abierta logró recolectar más de 5 mil firmas en sólo 72 horas, detalló Sofφa Hernández Chong Cuy, curadora de la colección Patricia Phelps Cisneros.

 "Al principio eran una docena de mujeres en el chat de WhatsApp. Al par de horas la red creció a 30; ahora son más de 100 participantes. Ha sido impresionante el esfuerzo colectivo que se ha hecho en tan corto tiempo y con tanta eficiencia”, escribió Hernández vía mail.

 La carta llama a las instituciones a evitar la inequidad y el abuso sexual, así como a luchar contra estas problemßticas.

 "Una de las cosas que se han discutido es si apuntar a gente directamente. Muchas creemos que ésta no es una plataforma de denuncia personalizada.

 "Queremos generar otro tipo de discurso, plataforma de investigación y análisis sobre estas situaciones”, dijo Lozano, quien aclara que no ha sido víctima de acoso en su lugar de trabajo.

La artista Jenny Holzer apoyó no sólo con su firma, sino también con su obra Abuse of power comes as no surprise (El abuso de poder no es una sorpresa).


Anuncio