Anuncio
Share

La Junta Escolar de L.A valorará el plan de expansión de las escuelas Charter

El miembro de la Junta Escolar Scott Schmerelson, a la derecha, presenta una resolución que se opone a la expansión masiva de las escuelas Charter en Los Ángeles.

El miembro de la Junta Escolar Scott Schmerelson, a la derecha, presenta una resolución que se opone a la expansión masiva de las escuelas Charter en Los Ángeles.

(Ricardo DeAratanha / Los Angeles Times)

Los miembros de la Junta Escolar del Consejo de Educación de Los Ángeles estarán bajo la presión de tomar posición en el controversial plan para expandir las escuelas Charter locales, esto después de una resolución que se introdujo en junta esta semana.

La medida, apoyada por el miembro de la junta, Scott Schmerelson, está haciendo un llamado al distrito para oponerse a la expansión de las escuela Charter, que trasladaría a la mitad de los estudiantes del distrito a estas escuelas en los próximos ocho años. El plan Charter está siendo promovido por la Fundación Broad Eli y Edythe. El esfuerzo para desarrollar y financiar el plan fue dado a conocer por El Times.

La resolución, que necesita cuatro votos para ser aprobada, establece que la junta escolar “se opone al plan de la Fundación Broad y a todas las iniciativas que presenten una estrategia diseñada para servir sólo a algunos estudiantes y no a todos”.

Bajo las reglas de la junta, primero debe introducirse una resolución para revisión pública, después se debe votar en una junta, regularmente en la más próxima (junta).

Tras esta situación, el sindicato de maestros, United Teachers de Los Ángeles, ha pedido a la junta que tome acción y encuentre un simpatizante en Schmerelson, un administrador retirado quien fue electo con un respaldo financiero del sindicato.

El presidente de la Junta Escolar, Steve Zimmer, también está en contra de la propuesta de la Fundación Broad. Tres de los otros miembros de la junta- Richard Vladovic, Monica Ratliff y George McKenna- Monica Garcia y Ref Rodriguez, dijeron que ellos apoyan el dar opciones a los padres y esto incluye a las escuelas Charter, así como programas que se operan dentro del distrito.

Los sindicatos de maestros y sus aliados se han enfrentado a la Fundación Broad y a las últimas y costosas elecciones de la Junta Escolar. Además, el sindicato no es compatible con los tipos de cambios y medidas de responsabilidad favorecidos por la Broad y algunas otras fundaciones influyentes. La mayoría de las Charters no están sindicalizadas.

La ley estatal requiere que el Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), apruebe las peticiones válidas para las nuevas escuelas Charter, por lo que no está claro cuáles son los poderes que la junta tendría para detener la expansión. Actualmente alrededor del 16% de los estudiantes del LAUSD asisten a escuelas Charter.

La Fundación Broad ha defendido su plan como un esfuerzo para proporcionar educación de calidad a un mayor número de estudiantes.

Algunas Charters locales han estado entre los planteles que tuvieron el mejor desempeño en las pruebas estandarizadas del estado.

La resolución de Schmerelson hizo eco de la retórica utilizándola recientemente en los mítines sindicales de maestros, haciendo referencia a las Charters que operan como privadas, no reguladas, sugiriendo con esto que no sirven a todos los estudiantes.

En California, las Charters están autorizadas por una agencia de gobierno local, por lo general un distrito escolar. Pero el que autoriza no tiene control sobre el día a día de las Charters, que tienen su propia junta directiva. Las escuelas Charters están exentas de ciertas reglas que rigen a las escuelas tradicionales, pero bajo la ley estatal, deben aceptar a todos los estudiantes que solicitan, si el espacio lo permite. Aun así, los críticos han acusado a algunas Charters de dejar fuera a los estudiantes que son más difíciles o que resultan más caros de educar.

La resolución también se refiere a un análisis financiero independiente, que se presentó a la junta escolar de esta semana, que concluye que el traslado de estudiantes a las escuelas Charter podrían poner en peligro la viabilidad financiera de LAUSD, a menos que el distrito reduzca drásticamente el gasto o los servicios, o si no al menos mantener e incluso aumentar la matrícula.

Otra resolución que se presentó en la reunión del martes es que se pretende que las Charters proporcionen más información al público y a los padres que inscriben a sus hijos en ellas. También se deberá alertar a los padres cuando una Charter está en peligro de cerrar, además deben proporcionar información sobre los sueldos de los empleados en estas escuelas.

En la reunión también se habló sobre votar en 18 peticiones para las escuelas Charter. El personal del distrito está recomendando la negación en las peticiones presentadas por Celerity Group, aunque se recomienda que dos planteles Celerity existentes hagan una renovación en cinco años. Celerity es uno de los grupos señalados como posibles participantes en el plan de la Fundación Broad. El grupo también ha estado organizándose para una posible expansión nacional.

La Fundación Broad le ha dado dinero a la California Community Foundation y a la United Way of Greater Los Angeles para apoyar Education Matters/ La educación cuenta, una nueva iniciativa digital del Times dedicada a hacer reportajes sobre las escuelas de Los Ángeles.
Twitter:
@howardblume

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio