Anuncio
Share

Junta escolar de L.A recibe sugerencias sobre lo que debe buscar en el próximo Superintendente

El consultor Hank Gmitro exhorta al público a expresar las cualidades que buscan en el próximo superintendente de Los Ángeles, durante un foro público en Van Nuys High School.

El consultor Hank Gmitro exhorta al público a expresar las cualidades que buscan en el próximo superintendente de Los Ángeles, durante un foro público en Van Nuys High School.

(Al Seib / Los Angeles Times)

La comunidad ha opinado sobre lo que buscan en el nuevo superintendente del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), la búsqueda por Superman o por la Mujer Maravilla esta encendida.

El veredicto oficial es que los estudiantes de Los Ángeles, padres de familia, personal del distrito, miembros de la iglesia y otros, quieren un “líder educativo políticamente astuto y experimentado”, según la empresa de búsqueda, Hazard, Young, Attea & Associates. Sin embargo, revisando los detalles, sugieren que incluso la criptonita no podría detener el perfil que se busca en particular.

La firma que está haciendo la búsqueda de ejecutivos tenía previsto presentar sus conclusiones en una reunión de la junta escolar el martes 10 de noviembre, basándose en la información que se obtuvo de las encuestas completadas por más de 8,000 personas y por las notas recabadas en las más de 100 reuniones públicas que se celebraron durante las dos últimas semanas de octubre. Alrededor de 1,200 personas participaron en esas reuniones. El segundo sistema escolar más grande del país inscribe aproximadamente 650,000 estudiantes al año.

Los súper poderes serían muy útiles en un distrito que se enfrenta a problemas financieros, amenazas para desmantelarlo y presión para mejorar el retraso en el rendimiento académico.

“Muchos de los participantes creen que este puesto es uno de los trabajos más importantes de liderazgo educativo y llega en un momento crítico en la historia del distrito”, escribieron los consultores en uno de sus informes, mismos que están disponibles en el sitio web del distrito.

La Junta de Educación está buscando reemplazar al superintendente Ramón C. Cortines, de 83 años, quien ha dicho que le gustaría retirarse a finales de año. Cortines aceptó regresar después de que John Deasy renunció bajo presión hace un año.

Aunque los miembros del Consejo se han comprometido a considerar seriamente las aportaciones de la comunidad, ellos junto a los consultores ya habían pensado a quien querían y por varias semanas han estado hablando con estos candidatos potenciales.

No obstante, en la medida que las aportaciones son importantes, hay algunas características fundamentales que podrían ser utilizadas para enmarcar la elección de la junta directiva. Los consultores, por ejemplo, informaron que un educador se ve favorecido, si tiene “experiencia como profesor y si ha trabajado como director en un ambiente urbano” y preferiblemente con un doctorado en una institución acreditada de educación superior.

Solamente esta preferencia significaría descalificar a dos de los últimos cuatro superintendentes.

Y los recientes titulares del cargo también pueden tener problemas con “el desarrollo de una fuerte asociación con la Junta de Educación “.

Algunos de los rasgos mencionados son encomiables, pero no necesariamente útiles para la búsqueda de un superintendente, tales como la necesidad de alguien que “tenga un profundo conocimiento y creencia en la justicia social”.

Como un líder de instrucción, la persona deseada que se busca debe ser lo suficientemente audaz para “inspirar a profesores, administradores y personal a enfocarse en los estudiantes, tener un pensamiento progresista y ser aprendices permanentes”, entre otras características.

El candidato también debe estar “visible y accesible” y comunicarse regularmente con todos los grupos, tanto para compartir información como para solicitar opiniones antes de tomar decisiones, al mismo tiempo que demuestra “un alto nivel de inteligencia emocional por ganar la confianza y generar respeto a través de interacciones de colaboración”, con todos.

El elegido también debe tener planes para la salud de la comunidad estudiantil y estabilidad a largo plazo del LAUSD, y aunque no se requiera de una fórmula secreta o un hechizo mágico, esta tarea resultará bastante difícil. El mismo día que la junta tuvo conocimiento de lo que debía buscar en un líder, un grupo de trabajo independiente presentó su conclusión de que las perspectivas financieras para el distrito eran inestables: El apoyo de impuestos estatales podría reducirse, el ingreso básico podría caer a medida que disminuyera la inscripción y que el distrito está gastando demasiado y pagando de más, tomando como base lo que puede permitirse.

Aun así, las personas que aportaron opiniones no han perdido la esperanza.

“Los participantes de la entrevista y de los grupos de enfoque son optimistas sobre el futuro del distrito escolar y buscan un superintendente que pueda ser el líder en el camino a seguir para toda la comunidad”, escribieron los consultores .

howard.blume@latimes.com

Twitter: @howardblume

Traducción Diana Cervantes

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio