Anuncio
Share

Hasta los niños pequeños comprenden el uso de la tecnología, algunos utilizan dispositivos móviles antes de cumplir 1 año

PIE DE FOTO: Juliana Sánchez, de 5 años y su hermano Francisco de 2, miran programación infantil en YouTube, desde los celulares de sus padres en su casa de Mountain House en California. (Gary Reyes/Bay Area News Group/TNS).


PIE DE FOTO: Juliana Sánchez, de 5 años y su hermano Francisco de 2, miran programación infantil en YouTube, desde los celulares de sus padres en su casa de Mountain House en California. (Gary Reyes/Bay Area News Group/TNS).

El uso de tabletas y teléfonos inteligentes entre los niños pequeños se ha convertido simplemente en un juego de niños, con niños capaces de teclear y pasar de un lado a otro incluso antes de que puedan caminar o hablar.

Un estudio publicado el lunes en Pediatría, encontró una tendencia de adopción temprana “y una exposición casi universal” en el uso de dispositivos móviles entre los niños pequeños. También sugiere algunos signos de que la brecha digital que separa el acceso entre las personas de bajo y mediano ingreso en tecnología podría estar desapareciendo.

La mayoría de los niños entre 6 meses y 4 años en una comunidad minoritaria de bajo ingreso en Filadelfia, que participaron en la encuesta habían usado un dispositivo móvil, los investigadores encontraron que el 97% de los padres dijeron que sus hijos habían utilizado un dispositivo electrónico—muchos incluso, antes de su primer cumpleaños.

El estudio incluyó una encuesta de 20 preguntas entre los padres de 350 niños en una comunidad urbana de bajo ingreso. El estudio confirmó las conclusiones anteriores de que la TV es casi omnipresente en el 97% de los casos. El porcentaje de propietarios de teléfonos inteligentes también fue alto con el 77%.

El estudio encontró que la mayoría de los niños que tienen entre 3 y 4 años pueden navegar en los dispositivos electrónicos sin ayuda.

Además, los resultados sugieren que donde antes había una gran brecha digital con minorías rezagadas en el uso de la tecnología, ahora esta brecha parece estar cerrándose. En esta comunidad predominantemente negra, el 75% de los niños tuvieron su propio dispositivo móvil a los 4 años de edad y la mitad tenía su propia televisión, según el estudio.

El estudio encontró que el hecho de que los niños estuvieran tan familiarizados con los dispositivos sugiere que frecuentemente y de forma independiente tuvieron acceso a ellos a una edad muy temprana. Estos dispositivos han desplazando a la televisión como principal fuente de consumo de medios de comunicación, ya sea para ver programas o en el uso de aplicaciones.

La mayoría de los padres encuestados utiliza algún dispositivo, a menudo una tableta, como pacificador o chupete digital para mantener a los niños en calma mientras hacían tareas o mientras estaban en público.

Otros hallazgos, según los padres que participaron en la encuesta:

• 20% de los niños a la edad de 1 año tienen una tableta.

• 28% de los niños de 2 años de edad podía navegar un dispositivo móvil sin ayuda.

• 28% de los padres dijeron que utilizan un dispositivo móvil para poner a sus hijos a dormir.

Sin duda, actualmente más niños están familiarizados con las tabletas y otros dispositivos móviles. Pero, ¿Qué significa todo esto?, sigue siendo un misterio. Hay pocos datos sobre cómo afecta la actividad independiente en dispositivos móviles con el desarrollo de los niños.

La Academia Americana de Pediatría (AAP), está considerando ponerse al día con los tiempos que ahora se viven.

Anteriormente promover un enfoque en el uso de dispositivos entre niños menores de 2 era muy complicado. La AAP está creando una versión actualizada - y más realista – de las pautas que indiquen a los padres el tiempo adecuado que deben pasar los niños en dispositivos digitales. La recomendación actual es que los padres supervisen y limiten el tiempo de uso de estos dispositivos en sus hijos.

Un conjunto actualizado de directrices de la AAP saldrá en 2016.

¿Atravesando por el camino de ser padres? Acompáñeme en este viaje: @mmaltaisla

Traducción Diana Cervantes

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio