Anuncio
Share

El canciller de Cal State habla sobre la matrícula, la diversidad y los salarios

El rector de CSU, Timothy P. White, dijo que el sistema estatal de la Universidad de California debe "Empoderar a los que han sido privados de sus derechos”. (Allen J. Schaben / Los Angeles Times)

El rector de CSU, Timothy P. White, dijo que el sistema estatal de la Universidad de California debe “Empoderar a los que han sido privados de sus derechos”. (Allen J. Schaben / Los Angeles Times)

El aumento de matrícula probablemente se convertirá en una nueva realidad para los estudiantes en el sistema de la Universidad Estatal de California, debido a la poca inversión del Estado en la educación superior, dijo el canciller, Timothy P. White.

Durante décadas, el sistema de 23 campus de Cal State dependía del estado para pagar la gran mayoría de los costos de la educación superior pública. Ahora, los fondos generales estatales cubren aproximadamente la mitad de estos costos y los ingresos de matrícula conforman el resto, dijo White.

A pesar de los esfuerzos del gobernador Jerry Brown para aumentar gradualmente la financiación de Cal State y la Universidad de California, el sistema CSU aún no ha recuperado por completo los más de $1mil millones en recortes realizados durante la recesión, agregó el canciller.

“Hay un nuevo conjunto de expectativas en California y tenemos que ser honestos con nosotros mismos”, dijo White en una entrevista durante una reunión de la Junta de Síndicos del Estado de California en Long Beach.

“A nadie le gusta la palabra que empieza con ‘T '”, dijo. “Soy un idealista y quiero mantener los costos tan bajos como sea posible para los estudiantes, pero también soy realista”.

Los comentarios de White indican un fuerte apoyo a una serie de recomendaciones hechas por un panel que se nombró para estudiar formas a futuro de apoyar a las escuelas y a sus 460,000 estudiantes.

Entre las propuestas presentadas a los fideicomisarios se instituyen pequeños aumentos de matrícula anuales, posiblemente ligados a la inflación.

Eso permitiría que los estudiantes y sus familias tengan una mejor previsibilidad en la planificación de los gastos de educación; también evitaría la necesidad de hacer aumentos dramáticos en la matrícula, dijo White .

Cal State y UC frecuentemente han defendido la idea, aunque es políticamente explosiva. Bajo los acuerdos presupuestarios de Brown, ambos sistemas universitarios se han comprometido a mantener su cuota anual en los niveles actuales.

Varios de los síndicos dijeron que acordaron que Cal State ya no puede depender de los fondos estatales y que los aumentos de matrícula deben ser parte de la discusión - no sin antes considerar todas las demás opciones y hacer un caso fuerte para los estudiantes.

“La matrícula debe ser considerada, pero como último recurso”, dijo el administrador, Lupe García. “No estoy convencido de que hemos buscado debajo de cada piedra de manera eficaz”.

Se presentará un proyecto sobre el nuevo modelo financiero a los diferentes grupos de trabajo que elaborarán las políticas específicas para la aprobación de la Junta.

White dijo en la reunión que el sistema Cal State debe hacer un mejor trabajo para hacer frente a la demografía que rápidamente cambia en el estado y “empoderar a los que han sido privados de sus derechos”.

“Lo que aprendemos en atender las necesidades de nuestros estudiantes se convertirá en el modelo para aquellos estados que pueden estar una o dos generaciones detrás de nosotros”, dijo.

White se dirigió específicamente a la facultad para desarrollar un plan de estudios más inclusivo y para preguntar “si estamos informando lo suficiente acerca de la diferencia, poder y discriminación”.

White también dijo que los comités de contratación y búsqueda en Cal State deben reflejar la “rica diversidad de nuestros estudiantes y contratar a los mejores candidatos de una piscina rica y diversa de solicitantes”.

No incluyó metas específicas o calendarios para estos cambios.

Otro tema espinoso para la Junta de Síndicos es la larga disputa sobre los salarios de los profesores, bibliotecarios y otros profesionales.

El sindicato que representa a la facultad busca un aumento general del 5%, pero los funcionarios de Cal State dicen que sólo pueden darse el lujo de ofrecer un aumento del 2%.

Para presionar su punto, algunos miembros de la facultad hicieron un interludio musical en la reunión del martes, irrumpiendo en un nivel sindical tradicional.

Después de dirigirse a la junta, unos 30 miembros de la facultad se pusieron de pie y cantaron “¿Which Side Are You On?”, una canción de 1930 popularizada por Pete Seeger y adaptada con letras escritas para la facultad.

“Le estamos enviando un mensaje que esperamos sea fuerte y claro, se acerca una tormenta y una huelga”.

Los miembros de la facultad, vestidos con camisetas rojas, aplaudieron y marcharon en la sala de reuniones, mientras seguían cantando al unísono.

La protesta musical causó un poco de perturbación.

Al día siguiente, los síndicos abordaron las críticas de Brown de que las escuelas tienen un historial pobre de estudiantes que se gradúan en cuatro años.

La tasa de graduación promedio de cuatro años para los estudiantes de primer año en las universidades públicas de todo el país es de 34%, sin embargo, 20 de los 23 campus de Cal State no alcanzan esa marca, señaló Brown en su último presupuesto.

Sigame en Twitter @carlariveralat

Traducción: Diana Cervantes

Si desea leer esta nota en inglés, haga clic aquí


Anuncio