Anuncio
Share

La pareja chilena a la que el papa Francisco casó a bordo de un avión en pleno vuelo

La pareja dijo que no había podido casarse en su iglesia en la capital chilena, Santiago, debido a que había quedado dañada por un terremoto en 2010.

La pareja dijo que no había podido casarse en su iglesia en la capital chilena, Santiago, debido a que había quedado dañada por un terremoto en 2010.

(BBC)

Paula Podest Ruiz, de 39 años, y Carlos Ciuffardi Elorriga, de 41, estaban casados solo por la vía civil.

Ambos son tripulantes de la aerolínea Latam y el jueves les tocó ir a bordo del avión que transportó al papa Francisco de Santiago de Chile a Iquique, en el norte del país.

La pareja dijo que no había podido casarse en su iglesia en la capital chilena, Santiago, debido a que había quedado dañada por un terremoto en 2010.
Así que le pidieron al Papa que bendijera su matrimonio civil.

Pero Francisco tuvo otra idea.

El pontífice sugirió realizar una breve ceremonia católica de matrimonio, durante el vuelo que duraría unas dos horas.

Ambos aceptaron y así el Papa realizó el rito católico.Un cardenal escribió a mano un acta de matrimonio religioso en una hoja de papel, que fue firmada por los esposos, un testigo y el Papa.

Un corresponsal del canal estadounidense CBS News, Steve Dorsey, tuiteó una foto del documento.

“El certificado de matrimonio escrito a mano luego de que el Papa Francisco casara a una pareja en un avión de Latam”, dice la publicación.

Gira papal

El vuelo estaba a cargo de Latam y es parte de la gira del pontífice por Chile y Perú.

El miércoles, el Papa visitó la ciudad de Temuco, en el sur de Chile.

En un discurso, el Pontífice pidió unidad entre el pueblo mapuche y el Estado chileno, que libran uno de los conflictos más antiguos del país por temas como la tenencia ancestral de la tierra y el reconocimiento legal del idioma y la cultura de los indígenas.

Francisco dijo que la “violencia destructiva” no es la respuesta a los problemas.

El Papa también aprovechó su viaje para conocer a víctimas de abusos sexuales cometidos por sacerdotes en Chile y pedir perdon por los mismo.
Sin embargo, para muchas de las víctimas de esos abusos las disculpas del Sumo Pontífice no fueron suficientes.

En especial cuando este jueves el Papa defendió abiertamente a un obispo acusado de haber encubierto el caso de abuso sexual más resonante del país, el llamado caso Karadima.

El pontífice terminó su visita al país el jueves, con una misa al aire libre en Iquique. Luego voló a Perú para el tramo final de su gira.


Anuncio