Anuncio

El ‘Chicles’ se disculpa, ¿pero es suficiente lo que dice tras el inmenso escándalo provocado?

Víctor Monroy, vocalista y segunda guitarra de Pastilla, está tratando ahora de bajar la tensión generada por sus comentarios en las redes sociales

Víctor Monroy, vocalista y segunda guitarra de Pastilla, está tratando ahora de bajar la tensión generada por sus comentarios en las redes sociales

(Cortesia)

La escena angelina del rock en español quedó profundamente marcada esta semana con la difusión de una desconcertante serie de mensajes racistas, antimexicanos y antisalvadoreños publicados en las cuentas sociales de Pastilla, una conocida banda local de rock que llegó a grabar un álbum con la disquera transnacional BMG a fines de los ‘90.

Como se supo de inmediato, los ‘postings’ provenían directamente de Víctor “Chicles” Monroy, vocalista y líder de la agrupación, y despertaron de inmediato desconcierto y repudio entre la comunidad musical de ambos países, hasta el punto de que varios integrantes y exintegrantes de Pastilla (quienes han recibido incluso amenazas) tuvieron que difundir videos y textos de rechazo hacia lo que había sido un acto completamente individual por parte de un músico que cuenta aparentemente con un amplio historial de actitudes cuestionables.

Ahora, el mismo Monroy, cuyos padres son mexicanos y que según nos dijo en una entrevista hecha hace varios años nació en Chihuahua, ha dado a conocer a través de Sopitas.com un extenso comunicado con el que trata aparentemente de calmar las aguas y en el que, por fortuna, libera a todas las demás personas relacionadas a Pastilla del infortunado hecho, pero en el que no menciona ni por asomo los problemas mentales que muchos le adjudican.

Personalmente, en vista de la gravedad de sus mensajes anteriores, consideramos que lo que dice ahora no servirá de mucho, sobre todo porque insiste en justificar lo sucedido ante supuestas acciones de un sector mínimo de la población azteca y se refiere a “un desafortunado y desagradable comentario” cuando hizo mucho más que eso. Dejamos que juzgues por ti mismo.

“Queridos hermanos,

Antes que nada, perdón por escupir hacia arriba y lastimarlos con mis palabras de hace unos días. Me siento muy apenado por haber proyectado odio hacia mi gente, a los fans, y a todos los mexicanos. No tengo excusas y asumo toda la responsabilidad, y si me han de sacrificar por un post cargaré mi cruz hasta el monte.

Fue acto mío y no refleja la forma de pensar de ningún músico que haya formado parte de Pastilla. Llevo casi 23 años haciendo música para ustedes y representando en alto lo que soy, esta vez me mordí la lengua y por eso les pido una disculpa a todos.

No quiero justificarme. Sé que no estuvo bien. Sin embargo, esta situación de que en México se nos trata como banda nacional para ciertas cosas y como banda internacional para otras es muy frustrante. Es algo con lo que he tenido que lidiar por 23 años desde mi primer visita como músico hasta el día de hoy.

En México, a las bandas internacionales se les dan facilidades que las bandas nacionales nunca podrían tener y, a mí me ha tocado lidiar con la peor parte de las dos categorías. Es muy difícil tratar de sobrevivir como músico nunca siendo aceptado como local ni acá, ni en México. Es muy frustrante estarse topando con la misma pared una y otra vez y seguir intentando poder ir a tocar en condiciones decentes.

Espero que me recuerden por la música que con mucho cariño compartí en mi carrera y no por por un desafortunado y desagradable comentario.

Sinceramente,

Víctor Monroy”


Anuncio