Anuncio
Share

Alejandro Fernández celebra las fiestas con su familia mientras intenta alejarse de los escándalos

El cantante mexicano Alejandro Fernández aparece en esta foto al lado de su familia durante las celebraciones de Navidad en México.

El cantante mexicano Alejandro Fernández aparece en esta foto al lado de su familia durante las celebraciones de Navidad en México.

(Instagram)

Hace poco, las redes sociales se alborotaron con una foto en la que el cantante mexicano Alejandro Fernández aparecía con el torso desnudo al lado de otros dos hombres en medio de una discoteca; de hecho, la imagen, en la que él mismo lucía un aspecto semejante al de una persona intoxicada, suscitó comentarios hostiles relacionados a su sexualidad.

Pero las imágenes ‘oficiales’ que el mismo “Potrillo” acaba de difundir en su propia cuenta de Instagram lo muestran en un estado mucho más sobrio y recatado, mientras grafican el modo en que pasó la temporada navideña, es decir, al lado de sus familiares en el rancho que sus padres poseen en México, como si estuviera tratando de probarle al mundo que, más allá de cualquier escándalo en que pueda haberse involucrado, es un tipo sensible que se interesa por sus seres queridos.

De ese modo, una de las fotos lo muestra rodeado de sus cinco hijos (Camila, Alejandro, América, Emiliano y Valentina) y de quienes lo trajeron a este mundo, Vicente Fernández y María Fernández; y hay otra en la que, sobre el rótulo de la leyenda “¿Y quién dijo que jamás volvería a cantar?”, el mismo “Chente” luce con un micrófono en la mano, porque aunque se supone que se retiró ya definitivamente de los escenarios, todo parece indicar que se echó un ‘palomazo’ durante la celebración íntima.

Por supuesto, no han faltado quienes lo han criticado por este nuevo ‘look’ barbudo, asegurando además que se trata de un intento por ocultar ciertas cosas; pero, más allá de las especulaciones, la semana pasada, Alejandro dio a conocer la creación de una fundación que lleva su nombre y que, según él, “es un compromiso personal para apoyar económicamente, con infraestructura, educación, promoción y difusión a los indígenas jóvenes de Jalisco y México en situación de abandono, para que sus valores culturales sigan vivos y que sigan enriqueciendo la vida de nuestro país y del mundo”. Suena muy bien, al menos en teoría; veremos a dónde conduce todo esto.


Anuncio