Anuncio
Share

Confirman el rompimiento de Marc y Shannon ¿Se salió con la suya JLo?

¿Sevsalieron con la suya?

¿Sevsalieron con la suya?

(EFE)

Después de dos años de matrimonio, Marc Anthony y Shannon De Lima se han separado.

Todo esto sale a relucir luego del sonado beso que protagonizaron Marc Anthony y Jennifer López durante la ceremonia del Latin Grammy en Las Vegas.

Según se pudo conocer, las tres fuentes confirmaron a E! Noticias que la pareja se separó recientemente. Incluso antes del beso que le dió la vuelta al mundo.

Hay que recordar que desde hace un tiempo Marc no estaba usando su anillo de casado, lo cual comenzó a intrigar a la fanaticada y los medios.
Además de eso, La Diva del Bronx también terminó su relación con el joven bailarín Casper Smart.

En 2014, el ganador del Grammy, de 48 años, se casó con la modelo venezolana, de 28 años de edad, en una ceremonia privada en la República Dominicana después de haberse comprometido en secreto con el intérprete de “Vivir mi vida”.

Marc Anthony y Shannon comenzaron a salir a principios del 2012, unos cinco meses después de que él y su ex esposa Jennifer López anunciaran su separación tras siete años de matrimonio y la procreación de sus gemelos.

Ahora, tras la separación de Marc y Shannon, nos viene a la mente lo que le sucedió a la ex Miss Universo Dayanara Torres cuando era esposa de Marc.

Para ese entonces, el cantante boricua la dejó de un momento a otro y se refugió en los brazo de la intérprete “Olvidame y pega la vuelta”.

Jennifer ahora es parte del talento de la empresa Magnus, propiedad de Marc Anthony, por lo que en las últimas semanas se ha mantenido en permanente contacto, ya que ambos están trabajando en la producción del nuevo disco en español de la cantante junto al colombiano Julio Reyes Copello.

Lo curioso es que cada vez que JLo quiere acercarse a la audiencia latina, Jennifer se acerca a Marc ¿Qué conveniente, no?

Ojalá que si regresan, sea para siempre porque ya está bueno que Marc siga rompiéndole el corazón a esas mujeres que le han servido de paño de lágrimas, mientras JLo hacía de las suyas con el joven bailarin.


Anuncio