Rosa Montero: "La belleza es la única eternidad posible"

EFE

Para la escritora española Rosa Montero la posibilidad de que la humanidad salga adelante no está relacionada con triunfos de partidos políticos o ideologías, sino con algo más simple: la exaltación de la belleza sin importar cómo se manifieste.

"La belleza es la única eternidad posible", asegura en entrevista a Efe la autora que presenta este martes en México su novela "Los tiempos del odio", tercer libro de la serie de la detective Bruna Husky.

Ganadora del Premio Nacional de las Letras Españolas del 2017, Montero es una autora de culto cuya obra está traducida a más de 20 idiomas.

En sus más de 15 novelas incluye la saga de Husky, un personaje del futuro, que ahora regresa en el año 2110, abierta al amor al que antes se resistió.

"Esta novela es importante para mi Bruna porque aprende a aceptar la fragilidad que impone querer a alguien. Ella aprende a aceptar la vulnerabilidad en la que te ponen los afectos", asegura en entrevista a Efe.

Después de protagonizar "Lágrimas en la lluvia" y "El peso del corazón", ahora la androide Bruna se transforma de una solitaria temerosa de entregarse a un ser sin miedo a tener amigos y a vivir una relación más pasional con el policía humano Lizard, con quien lleva una relación desde el primer volumen de la serie.

"El final de esta novela es el final que más me ha emocionado escribir de todos los finales de mis novelas, y he aprendido mucho con este libro", confiesa.

Aunque transcurre dentro de casi un siglo, los conflictos de la historia son similares a los del mundo de hoy.

Dividido, con egoísmos, racismo, populismos y una minoría capaz de aplastar a quien se ponga delante por tal de mantener el poder.

Según la escritora, su obra intenta dar un rayo de esperanza en el momento crispado que vive la humanidad, en riesgo de perder logros democráticos conseguidos durante siglos con dolor y sangre.

"Esta novela que se titula 'Los tiempos del odio' y se subtitula 'Sin amor no vale la pena vivir' se refiere por un lado al amor social, a activar las neuronas espejo, a vivir con los otros y también al amor pasional. El ser humano es un animal social y necesita vivir con los otros para que la vida merezca la pena llamarse vida", asevera.

Hace 10 años Montero creó un mundo futuro con una democracia imperfecta en la Tierra y dos sociedades, una estalinista terrible y la otra fanática y esclavista, pero tres años después salieron los fundamentalistas de ISIS y superaron a los malos de sus ficciones.

"El mundo que vivimos es peor que el de Bruna. La historia demuestra que hay colapsos de civilizaciones, pérdida de conocimiento; siempre podemos ir para mal y podemos ir para bien, pero el mensaje de esperanza es que si empujamos para hacer un mundo mejor, lo podemos conseguir", asegura.

A los 68 años trabaja con una energía de 35. Sus bonitos ojos pequeños se iluminan al anunciar que pronto la saga de Husky será una serie de televisión, pero reconoce estar tan obsesionada por el paso del tiempo y la muerte como la detective replicante de su obra.

"Con 10 años me decía, mira Rosita, qué tarde tan bonita, disfruta porque pasará el tiempo y estarás en el colegio y serás mayor, pasará más tiempo y habrán muerto tus padres, y habrás muerto tú. Pero no es para tener pena porque queda lo de Rosita, que tarde tan bonita, disfruta", dice.

Con esta reflexión, la escritora deja clara su filosofía de comerse a dentelladas el día de hoy, y mañana ya se verá.

En su biblioteca hay más de mil libros que ya no le dará tiempo leer y eso es una de las cosas que le duele del paso del tiempo tanto.

Tampoco le gusta saber que habrá novelas que no podrá escribir y milagros que no experimentará.

"Tengo tres novelas en fila, una contemporánea protagonizada por un hombre y luego una especie de ensayo de esos míos híbridos, raros, y está la próxima de Bruna. La dejé en una situación inquietante, curiosa, rara y me muero de curiosidad por saber qué va a ser de su vida. Tengo esos tres libros en la línea de salida y significan como 10 años de vida", reflexiona.

Al leer "Los tiempos del odio", los lectores sienten por momentos que no vale la pena vivir con tanta violencia y conflicto, pero el final es un monumento a la belleza, el único camino que, según Rosa Montero, la humanidad puede tomar hacia lo eterno.

"La belleza nos salva, es lo que consigue hacernos mejores de los que somos", insiste con un optimismo incurable.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°