El MoMA rescata a Charles White, notorio pero olvidado artista del siglo XX

EFE

El Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) presentó hoy una amplia retrospectiva de Charles White, la primera que se organiza en los últimos 30 años del que fuera uno de los artistas afroamericanos de mayor éxito en el EE.UU. de la segunda mitad del siglo XX, pero cuyo recuerdo se ha desvanecido con los años.

La exposición recoge más de un centenar de sus dibujos, pinturas y grabados en los que White trataba de dar voz a las dificultades a las que se enfrentaba la comunidad afroamericana en el siglo XX, especialmente en la década de los 40, 50 y 60, cuando el artista fue más prolífico.

"La obra de White es un modelo de cómo el arte puede jugar un papel en la sociedad contemporánea a la hora de cambiar cómo vemos a otra gente (...) y dar forma a las conversaciones que se tenían sobre política, empleo o igualdad", explicó hoy una de las comisarias de la muestra del MoMA, Esther Adler.

White destacó desde el inicio de su carrera por el dominio del dibujo y sus detallados retratos del ciudadano afroamericano con tinta, carboncillo o lápiz, en los que plasmaba la dura vida del agricultor, como "Harvest Talk" (1953), "There Were No Crops This Year" (1940) o Our Land (1951).

"Su trabajo más importante son sus dibujos y sus grabados. Tenía un talento gráfico increíble. Era un auténtico maestro", dijo Adler en una entrevista con Efe.

Entre las piezas más destacadas se encuentra "Black Pope" (1973), en la que utilizó óleos que diluyó con disolventes hasta el extremo para representar a un papa negro, una obra que adquirió el MoMA en 2013 y que precisamente llevó al prestigioso museo a interesarse por su trabajo.

White fue muy reconocido a lo largo de su carrera, con representación en varias galerías de arte y un éxito generalizado en el mundo artístico, lo que utilizó también para poner de relieve a algunas de las figuras de la lucha de los derechos del pueblo afroamericano, como Frederick Douglass.

"Era muy consciente de los personajes afroamericanos importantes en la historia, que en su tiempo no eran conocidos por el público general. Ahora podemos hablar de Frederick Douglass, por ejemplo", objeto de un retrato y varios cuadros en los que representó su lucha.

"Parte de su misión era llegar al punto en el que estamos ahora, en el que la gente los reconoce y los honra como importantes figuras históricas de EE.UU", apuntó la curadora del MoMA, que ha estado cerca de 5 años investigando el trabajo de Charles White y organizando la retrospectiva.

El mayor reto, aseveró Adler, fue encontrar dónde estaban sus obras de arte, localizarlas, y luego convencer a la gente que cediera piezas que en muchos casos habían estado colgadas en sus paredes durante 40 o 50 años.

Pese a su enorme talento, que le llevó a retratar y codearse con artistas afroamericanos de la talla de Harry Belafonte, Bessie Smith, Mahalia Jackson y Paul Robeson, el recuerdo de Charles White se fue diluyendo con los años después de su muerte en 1979.

La razón, señaló la comisaria, es que White siempre estuvo comprometido con las prácticas de dibujo tradicional, que no eran el foco de la corriente de arte contemporáneo que se vivía en aquel momento.

"Su trabajo era muy gráfico, y eso era cuando EE.UU. estaba celebrando el expresionismo abstracto, el minimalismo, y el 'pop art'. Y como suele pasar, como no encajaba con las historias que se cuentan normalmente del arte del siglo XX, cada vez le iba reconociendo menos y menos", aseveró la experta del MoMA.

El objetivo de la muestra, que permanecerá expuesta en el museo neoyorquino del próximo 7 de octubre al 13 de enero, es que se le dé a Charles White el peso que merece en la historia del arte del siglo XX.

"A partir de ahora me gustaría ver sus obras distribuidas a mayor escala, y no sólo en una retrospectiva como esta", zanjó Adler.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°